"La actividad económica en Chile se debilitó aún más en el primer trimestre, adicionalmente afectada por la huelga minera. Se espera que la economía haya reportado una contracción anual en los primeros tres meses, algo no visto desde la recesión del 2009", dijo Alfredo Coutiño, director de Moody's Analytics para América Latina. Esto pone al crecimiento económico chileno en una situación de debilidad para el resto del año, aún considerando que la producción minera se recupera de los efectos de la huelga.

Según el experto, "la economía ha estado perdiendo fuerza desde hace tres años como resultado de la falta de inversión productiva, particularmente en la industria nacional". La inversión fija como proporción del producto ha caído desde un 25% en el 2013 a solo 22% en el 2016, validando con ello un proceso de desinversión en la economía. 

De acuerdo con el economista, "la inversión no se ha recuperado en los últimos tres años no solo por la restricción fiscal que enfrenta el gobierno ante los menores precios de las materias primas, entre ellos el cobre". Sino también "por la reticencia del sector privado a aumentar la inversión, ante el descontento causado por el manejo de las reformas. Así, la debilidad mostrada por la fuente fundamental del crecimiento (el acervo de capital) es la causa de la anemia estructural de la economía", enfatizó.

Adicionalmente, durante el primer trimestre la industria nacional se vió afectada por la interrupción en la producción causada por la huelga de los trabajadores mineros. Como resultado, la producción industrial reportó una contracción promedio anual de 6% en los primeros tres meses, muy superior a la lígera caída de 0.5% reportada en el mismo periodo del año anterior. 

Con estos resultados, la economía muy posiblemente reportó una contracción anual alrededor de 0,5% en el primer trimestre, después de un ligero avance de 0.5% en el trimestre anterior y crecimiento de 2.5% en el mismo trimestre del 2016. 

Aún considerando que la producción se recupera de los efectos causados por la huelga temporal, la economía chilena se encamina a un crecimiento mucho menor al 1.6% registrado en el 2016. Este sería el cuarto año consecutivo de debilidad económica para Chile.