Banco Mundial reduce estimación de crecimiento económico a 2,5% en 2012

África, Asia, Europa, Latinoamérica, Medio Oriente, Oceanía

En su informe semestral sobre la economía global, la institución dijo que el mundo había "ingresado en una etapa muy difícil, caracterizada por importantes riesgos y fragilidad".

El BM dijo que la zona euro ya se encuentra en recesión.

  • Jue, 01/19/2012 - 04:16

Washington. La crisis de la zona euro derivará en una marcada desaceleración del crecimiento de los países ricos y pobres, que podría terminar en una reedición de la recesión de 2008-2009, advirtió el Banco Mundial.

En su informe semestral sobre la economía global, la institución, con sede en Washington, dijo que el mundo había "ingresado en una etapa muy difícil caracterizada por importantes riesgos y fragilidad".

El Banco redujo su pronóstico de crecimiento global para 2012 de 3,4% a 2,5%, pero señaló que los gobiernos deben prepararse para una crisis tan grave como la que siguió al derrumbe de Lehman Brothers en 2008.

"Nadie se salvaría de un agravamiento de la crisis", remarcó Andrew Burns, gerente de macroeconomía global del Banco y autor del informe. "El crecimiento de los países desarrollados y en vías de desarrollo podría caer lo mismo o más que en 2008-2009. Es imposible exagerar la importancia de planificar", señaló, según publica hoy The Guardian y recoge Clarín.

"Si esos riesgos se materializan, no es mucho lo que los países en vías de desarrollo pueden hacer para evitarlo, pero pueden prepararse", afirmó el texto. Y agregó que esos países deben elaborar una lista de prioridades de gasto público y efectuar pruebas de resistencia a sus bancos .

Los pronósticos del informe "Perspectivas económicas globales" reflejan la desaceleración de la economía global del segundo semestre de 2011, que ya era evidente en el debilitamiento de los flujos comerciales, la declinación de los flujos de capital a los países en vías de desarrollo y los precios más bajos de las materias primas.

Se estima que el Fondo Monetario Internacional pintará un panorama similar cuando dé a conocer sus pronósticos de crecimiento global la semana próxima.

El BM dijo que la zona euro ya se encuentra en recesión y que es probable que se contraiga 0,3% este año. Los países de elevados ingresos crecerían 1,4% como consecuencia de la recuperación de Japón del tsunami de 2011 y de una leve mejora en Estados Unidos.

A pesar de ello, se estima que los países ricos crecerán en 2012 sólo a la mitad del 2,7% esperado cuando el banco publicó por última vez sus pronósticos en junio.

También hay una disminución del ritmo de actividad en algunos de los principales países en vías de desarrollo –como Brasil e India– como resultado de las medidas que tomaron los gobiernos contra la inflación, indicó el informe.

Además advirtió sobre el riesgo de que la crisis de la Eurozona y el crecimiento más débil en los países en desarrollo se refuercen mutuamente mientras la capacidad de las autoridades de reaccionar a una recesión es mucho menor que hace tres años.

"Si bien por el momento está controlado, persiste el riesgo de un congelamiento mucho mayor de los mercados de capital y una crisis global de magnitud similar a la de Lehman", señaló el informe.

"En particular, no puede asegurarse la disposición de los mercados a financiar los déficits y la deuda en vencimiento de los países de elevados ingresos. Si se les niega a más países ese financiamiento, no puede descartarse una crisis financiera mucho más extendida, que podría abarcar a los bancos privados y otras instituciones financieras de ambos lados del Atlántico. El mundo puede caer en una recesión tan o hasta más grave que la de 2008-2009", refiere el documento.

Una segunda recesión global volvería a tener epicentro en los países de altos ingresos, indicó el BM, pero las naciones en desarrollo sentirían con fuerza sus efectos a través del comercio, los precios de las materias primas, las remesas, las presiones financieras y los flujos de capital.

Muchos experimentarían una caída de la producción, y el PIB del conjunto de esos países sería en 2013 más de un 4% inferior que el pronóstico del Banco.

"En el caso de una crisis grave, es improbable que la actividad se recupere tan rápido como lo hizo en 2008-2009, en parte porque los países de altos ingresos no tendrán los recursos fiscales para lanzar una respuesta contracíclica tan fuerte como la de entonces ni para ofrecer el mismo grado de apoyo a las instituciones financieras en problemas", agrega.

En tanto, añade el informe, los países en vías de desarrollo también tendrían "mucho menos margen fiscal" que en 2008 para reaccionar a una desaceleración global.

autor

Agencia Peruana de Noticias

Comentarios

|