Asunción, En lo que va del año, el Banco Central del Paraguay realizó una sola subasta de instrumentos de regulación monetaria (IRM), por valor de G. 255.000 millones, un monto bajo en comparación a otros periodos. Entre las causas de esta menor colocación se debe en parte a que el BCP aumentó su participación en el mercado de divisas y porque los bancos prefieren prestar más al público que dejar sus recursos en la entidad monetaria.

Mediante la subasta de instrumentos (IRM) el BCP toma el dinero ocioso del mercado, pagando un rendimiento sobre la suma que capta los bancos, para evitar las presiones inflacionarias.

Sin embargo, el Banco Central encontró otra forma de tomar los guaraníes ociosos, y es través de su participación que tuvo en el mercado de divisas. El BCP inyectó el último mes poco más de US$ 200 millones en el mercado, a cambio tomó guaraníes, operación que cumple casi el mismo rol que dichos instrumentos.

La tasa de colocación de IRM ronda el 6,15%, como tasa mínima que fija el BCP y puede llegar hasta 7,10%, dependiendo del plazo.