Bolivia: la participación del agro en el PIB cayó en los últimos diez años

Bolivia

“Con relación a la inversión privada, no tenemos los datos de esta inversión, pero actualmente podría ser que no sean datos no muy alentadores, porque no se tiene una Ley de Inversiones que garantice la inversión privada en el país”, dijo el director de Jubileo.

Según los datos dados a conocer por Jubileo, el año pasado el agro tuvo un decrecimiento de -1,2%.

  • Jue, 07/07/2011 - 20:13

En un estudio realizado por la Fundación Jubileo en el período 2000-2010 en Bolivia, se evidencia que el crecimiento del sector de la agricultura, silvicultura, caza y pesca cayó con relación al PIB. Esta situación podría empeorar la escasez de alimentos e incidir en una mayor inflación.

Según el especialista en presupuestos públicos de la Fundación, René Martínez, en dicho período el Producto Interno Bruto (PIB) nacional registró un crecimiento sostenido, pero no sucedió lo mismo con el sector de la agricultura, que tuvo una caída.

“Esto es preocupante porque es uno de los sectores que más afecta a la inflación. Por el otro lado, estamos en un entorno de crisis alimentaria mundial que más bien debería ser la ventana de oportunidad para países como Bolivia para producir más en estos sectores”, afirmó.

Según los datos dados a conocer por Jubileo, el crecimiento del sector de la agricultura con relación al PIB en la última década tuvo un comportamiento irregular. El año pasado, por ejemplo, el agro tuvo un decrecimiento de -1,2%.

Producción. “Vemos con preocupación que el sector agropecuario ha caído en el PIB nacional y hoy se está hablando de la necesidad de fortalecer el tema de la seguridad alimentaria, generar capacidad productiva en el país, pero en los hechos vemos esto con enorme preocupación”, afirmó el director ejecutivo de la Fundación Jubileo, Juan Carlos Núñez. En criterio de Martínez, el año más crítico fue el 2010 porque mientras el PIB nacional creció 4,1%, el sector agropecuario registró un índice negativo de -1,2%, lo que quiere decir que en ese año se produjo menos alimentos con relación al 2009.

Además, el especialista explicó que en los años 90 el sector agropecuario representaba en promedio aproximadamente el 15% del total del PIB, el año 2000 fue de 14,22%, el 2003 llegó a 15% y de ahí en adelante disminuyó hasta llegar al 12,65% en el 2010. Los sectores en los que se percibe un crecimiento en su participación en la composición del Producto Interno Bruto son principalmente los extractivos, como hidrocarburos y la minería.

Inversión. Según Martínez, si bien en el ámbito de la inversión pública el sector agropecuario registró un aumento en montos o números nominales, en términos porcentuales con relación al total nacional hubo una disminución. Las cifras oficiales dan cuenta que la participación de la inversión pública en el 2011 fue del 9,2% y el 2010 del 6,7%.

“Con relación a la inversión privada, no tenemos los datos de esta inversión, pero actualmente podría ser que no sean datos no muy alentadores porque no se tiene una Ley de Inversiones que garantice la inversión privada en el país”, agregó Martínez.

Añadió que el sector de la agricultura debería recibir incentivos que estén relacionados a una mayor inversión pública en proyectos de riego que deban ser compartidos por el Gobierno nacional, departamental y municipal. Además, se requiere de la inversión privada que requiere de una Ley de Inversiones.

Se necesita atender demandas. Según Martínez, con el cambio climático ahora es imprescindible una mayor inversión pública y privada en el sector del agro.

-“Posiblemente las condiciones para la inversión privada actualmente en el sector del agro no sean de las mejores porque no existe una Ley de Inversiones que garantice las inversiones”.
-Para dar impulso al sector, Martínez dijo que se requiere de recursos, para lo que debe haber el apoyo del Gobierno central, gobernaciones y municipios.

‘El agro necesita de seguridad jurídica’. El economista y expresidente del Banco Central de Bolivia (BCB), Armando Méndez, recomendó ayer al Gobierno solucionar los problemas de la inseguridad jurídica y de la tenencia de la tierra, si desea el desarrollo de la agricultura para contar con una mayor producción de alimentos.

“Yo me atrevería a decir que los problemas con los cuales se va a enfrentar el Gobierno, si los estudia bien, es la falta de seguridad jurídica y el tema de la tenencia de la tierra; hay una inseguridad total”, afirmó el experto.

Además, el economista indicó que otra dificultad que debe ser resuelta es el hecho de que la gente está produciendo coca por ser más rentable en lugar de alimentos que no es provechoso.

Aclaró que la Ley de la Revolución Productiva, Comunitaria y Agropecuaria no otorgará seguridad jurídica para el sector agropecuario porque es una norma general y de “puros planteamientos”. “El avance económico en este sector no se hace con leyes, sino con disposiciones concretas, precisas y encontrando el problema y resolviéndolo”, aseguró.

El expresidente del BCB explicó que la situación del agro en el occidente está “muy atrasada” con relación al oriente donde se encuentra instalada la agroindustria, aunque ésta última también tuvo un retroceso en el 2010.

“Una de las razones por las cuales en los últimos tiempos se han disparados los precios de los alimentos es porque hay una contracción en la agricultura como en el tema del azúcar”, concluyó.

autor

LaRazón.com

Comentarios

|