El ingreso de inversiones extranjeras directas (IED) a Brasil en enero sumó US$11.528 millones, el volumen más alto para el mes desde el inicio de la serie histórica, informó este viernes el Banco Central.

El resultado estuvo por encima de la expectativa del banco emisor, que estimaba un ingreso de US$9.000 millones.

En los 12 meses terminados en enero el ingreso de IED sumó 85.000 millones de dólares, equivalentes a 4.66% del producto interno bruto (PIB).

El resultado fue una sorpresa positiva, según el jefe del Departamento Económico del BC, Marco Maciel, porque históricamente enero no es un mes de gran afluencia de inversiones.

Destacó que el ingreso de IED debe ponerse en perspectiva, puesto que en los últimos años se mantuvo en un nivel alto a pesar de la recesión en el país.

"Tuvimos 78.000 millones de dólares el año pasado. Brasil sigue siendo un mercado importante, con un volumen de consumidores atractivo, con buenos fundamentos, con oportunidades para diversos sectores", resaltó.

Para 2017, la estimación de la autoridad monetaria es de US$75.000 millones en IED, equivalentes a 3,84 por ciento del PIB, lo que a la luz del resultado de enero, subrayó Maciel, es una proyección "conservadora".