China busca mejorar la calidad y la eficiencia del crecimiento económico en 2013

China

El país busca mantener una política fiscal proactiva y una política monetaria prudente en 2013, ante las expectativas de que la economía mundial continúe presentando un crecimiento bajo.

Una base estratégica del desarrollo chino será la expansión de la demanda interna.

  • Dom, 12/16/2012 - 18:19

Las autoridades chinas se comprometieron este domingo a enfocarse en la calidad y eficiencia del crecimiento económico en 2013, demostrando su determinación para garantizar un desarrollo económico sostenible y sano después de la búsqueda previa del crecimiento rápido.

"Elevar la calidad y eficiencia del crecimiento económico" será una "tarea central", dice una declaración emitida después de la clausura de la Conferencia Central sobre el Trabajo Económico, que establece los lineamientos de la política económica para el año próximo.

La conferencia de dos días ofreció un primer vistazo a las políticas económicas contempladas por los nuevos máximos líderes del Partido Comunista de China (PCCh), quienes decidieron mantener una política fiscal proactiva y una política monetaria prudente en 2013, ante las expectativas de que la economía mundial continúe presentando un crecimiento bajo.

"La economía mundial ha entrado en un periodo de transición y corrección profundas, después de un periodo de rápido crecimiento en los años previos a la crisis", dice la declaración. En ella se advierte contra el creciente proteccionismo y la mayor presión de la inflación y burbujas de activos potenciales.

Las medidas de relajamiento, incluida la ronda reciente de relajamiento cuantitativo en Estados Unidos y la flexibilización monetaria en otras economías han hecho crecer de nuevo la presión inflacionaria a nivel mundial.

Yao Jingyuan, un investigador de la Oficina de Consejeros del Consejo de Estado, el gabinete de China, dijo que el problema más destacado que enfrenta la economía china ya dejó de ser el índice de crecimiento y que ahora es su calidad y eficiencia. Si estos problemas no se resuelven, la economía será inestable e insostenible.

Debido a las decrecientes exportaciones y a los esfuerzos domésticos para contener los precios inmobiliarios galopantes, el crecimiento económico anual de China descendió a 7,4% en el tercer trimestre de este año, desacelerándose por siete trimestres consecutivos.

Para impulsar el crecimiento de calidad, una base estratégica del desarrollo chino el año próximo lo constituirá la expansión de la demanda interna, dice la declaración.

Deben crearse nuevos puntos de crecimiento en el consumo interno, lo que servirá como una importante fuerza motriz y como base para el desarrollo sostenido y sano de la economía, agrega.

El país ha estado tratando de reestructurar la economía nacional para eliminar su dependencia en las exportaciones, con el fin de lograr el crecimiento, porque sus principales socios comerciales, como la Unión Europea y Estados Unidos, están envueltos en una crisis de deuda.

En la reunión se otorgó especialmente importancia a la urbanización, que ha sido considerada como un importante impulsor de la demanda interna y que será promovida activa y establemente en 2013, dice la declaración.

El país centrará sus esfuerzos en la mejora de la calidad de la urbanización, incorporando el concepto de civilización ecológica en el proceso de urbanización para construir ciudades inteligentes, ecológicas y bajas en carbono, agrega.

"Desarrollar la urbanización promoverán la inversión y consumo, lo que tiene un papel significativo en la promoción del crecimiento sostenido y estable de China", dijo Lian Ping, economista en jefe del Banco de Comunicaciones. La población urbana del país, que superó a la de áreas rurales por primera vez a fines del año pasado, constituirá 70% de la población total para 2030, de acuerdo con el pronóstico del Banco Mundial.

Para mejorar el bienestar de la población, el país trabajará para elevar el empleo, fortalecer las redes de seguridad social e intensificar la construcción de viviendas para gente de bajos ingresos y la renovación de las áreas deterioradas, indica.

De acuerdo con datos oficiales, China creó 10,24 millones de empleos nuevos en las áreas urbanas en los primeros nueve meses del año, superando la meta anual de 9 millones durante este año.

China continuará sus políticas de control del mercado inmobiliario el año próximo, agrega.

Los precios de bienes raíces persistentemente altos han sido una fuente significativa de quejas del público en los años recientes, lo que ha obligado al gobierno a llevar a cabo una serie de políticas, como prohibiciones a las compras de terceras casas y pruebas de impuestos a la propiedad para mantener bajos los precios.

Sin embargo, el mercado inmobiliario ha mostrado señales de calentamiento en los meses recientes, después de que el banco central redujera en dos ocasiones este año las tasas de interés y el requisito de coeficiente de reservas de los bancos para impulsar la economía.

Al tiempo que busca impulsar el crecimiento a partir del consumo, China también se propone elevar la inversión. El país alentará la inversión privada y pública en proyectos de infraestructura, lo que impedirá la construcción repetitiva, con el fin de establecer las bases para el crecimiento de largo plazo.

China abrió durante este año un número de sectores estatales, como el transporte y finanzas, a los inversionistas privados, para incrementar la eficiencia de la economía.

Conscientes de la capacidad excesiva de la industria, en la declaración se pide la reestructuración industrial a través de medios como innovaciones y del fortalecimiento de marcas para mantener el desarrollo de alta calidad.

El país estabilizará e incrementará su participación en los mercados mundiales al mismo tiempo que impulsa las importaciones para apoyar la reestructuración económica y volver más equilibrados a sus pagos internacionales, agrega la declaración.

Las exportaciones en noviembre se desaceleraron más que lo previsto, muestran datos oficiales. En los primeros 11 meses, el comercio exterior creció 5,8% anualmente, muy por debajo de la meta gubernamental de 10% para este año.

En la reunión también se acordó que China "expandirá apropiadamente la cantidad de financiamiento social para mantener un incremento moderado en las emisiones de créditos" y que mantendrá el tipo de cambio del yuan "básicamente estable" el año próximo, dice la declaración.

En la reunión se prometió profundizar completamente las reformas económicas y la apertura y se pidió "un valor y sabiduría políticas mayores" para llevar a cabo las reformas.

Para mejorar el diseño de alto nivel y el plan general de las reformas deben realizarse una investigación y estudios profundos. Además deben prepararse un esquema integral, un mapa de ruta y un plazo claros, agrega.

La mayoría de los economistas ha pronosticado que el crecimiento de China en 2012 será menor a 8% pero ligeramente superior a la meta de 7,5% establecida por el gobierno en marzo.

Las cifras más recientes muestran que la producción industral del país ha continuado creciendo y que las ventas minoristas y la inversión en activos fijos han mantenido un crecimiento fuerte.

autor

Xinhua

Comentarios