La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, dijo este jueves que cree que el organismo puede trabajar con el gobierno de Donald Trump para mejorar el sistema de comercio global, pero advirtió contra comprometer al libre comercio en su papel de motor de crecimiento.

Lagarde dijo en una conferencia de prensa en la apertura de las reuniones de primavera del FMI y el Banco Mundial en Washington que el FMI veía la necesidad de reducir los subsidios y otras distorsiones al comercio que limitaban la competencia, pero también aseguró que debían evitarse "medidas proteccionistas".

"De los varios contactos que tuve con el gobierno hasta ahora, tengo razones para creer que lograremos progresos, que cooperaremos para apoyar y mejorar el sistema que tenemos", dijo Lagarde.

Añadió que las mejoras deben asegurar un "terreno nivelado" para el comercio, adoptando la frase con frecuencia usada por funcionarios del gobierno estadounidense.

Pero mientras hablaba, Trump se preparaba para firmar un decreto para estudiar si las importaciones de acero de Estados Unidos podrían limitarse por razones de seguridad nacional bajo una ley aprobada en 1962.

Lagarde dijo que el creciente número de disputas y violaciones de reglas en la Organización Mundial del Comercio (OMC) mostraba que "claramente hay un tema que necesita ser abordado".

Agregó que el sistema de solución de disputas de la OMC puede mejorar. Aunque Estados Unidos lo utiliza regularmente para intentar remover restricciones comerciales y subsidios, funcionarios del gobierno de Trump se han quejado de que los países con frecuencia ignoran sus decisiones.

Pero la jefa de FMI dijo que esas mejoras solo pueden lograrse a través de diálogos multilaterales, como los que se llevarán a cabo en las reuniones de esta semana del FMI, el Banco Mundial y el grupo de ministro de finanzas del G-20.