San José. El Gobierno de Costa Rica informó hoy que la Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica (Japdeva) compró dos grúas por 16 millones de dólares a la empresa china Sany, con el objetivo de potenciar las actividades del Puerto de Moín, principal terminal costarricense en el Caribe.

El gobierno costarricense detalló que la compra reducirá los tiempos de carga y descarga en aproximadamente cuatro horas, puesto que las grúas son tipo post-panamax y permiten movilizar hasta 35 contenedores por hora.

Por su parte, el gerente administrativo de Japdeva, José Aponte, señaló que las herramientas  permitirán que se realice un manejo más eficiente de los contenedores, puesto que son más potentes que las actuales.

La administración costarricense además detalló que las grúas permitirán incrementar la competitividad del centro portuario, en vista de que serán colocadas en un muelle que aún no cuenta con equipos para descargar contenedores (Gastón Kogan).

Según las proyecciones del gobierno centroamericano, las grúas llegarán hasta abril de 2017, procedentes de China.

Japdeva se encuentra en un proceso de modernización de las terminales en el Caribe, con el objetivo de incrementar el impacto de la actividad portuaria en la zona.

Para sustentar el crecimiento, Costa Rica además concesionó la construcción y operación de la nueva Terminal de Contenedores de Moín a la empresa APM Terminals en 2011, al tiempo que delegó la ampliación de la principal ruta terrestre entre San José y la provincia caribeña de Limón a la empresa China Harbor Engineering Company (CHEC).

Se estima que la nueva terminal estará lista para el año 2018, mientras que la ampliación de la carretera podría tardar hasta tres años a partir de 2017.