Gobierno boliviano subvencionará maíz para avícolas con US$6M

Bolivia

“Nos hemos reunido con el sector avícola y los productores de leche. A través de sus asociaciones, ellos deben enviarnos las listas de sus afiliados, cuánto producen y la cantidad de grano que requieren..." dijo Óscar Sandy director de Insumos Bolivia.

Gabriel Dabdoub, presidente de la Federación de Empresarios de Santa Cruz, pidió al Gobierno generar un clima de seguridad jurídica en la propiedad de la tierra.

  • Mar, 03/01/2011 - 06:56

El Decreto Supremo 0736 del 9 de diciembre del 2010 establece un presupuesto único de Bs 112,8 millones (US$16,02 millones) para la compra, importación y comercialización de maíz duro amarillo para el abastecimiento del mercado interno. Inicialmente, se tenía previsto adquirir 50.000 toneladas del producto.

El director de Insumos Bolivia (IB), Óscar Sandy, informó de que la venta del grano se efectuará en Cochabamba, Santa Cruz, Chuquisaca y Tarija, aunque se iniciará hoy sólo en la capital cruceña a un precio de Bs 90 el quintal de 46 kilos.

“Hace nueve días el maíz comenzó a llegar a Santa Cruz vía Yacuiba, Matarani y Puerto Aguirre. Estamos importando 37.500 toneladas a Bs 142 el quintal y lo vamos a vender en Bs 90. Va a haber una subvención fuerte para esta compra”, manifestó.

De acuerdo con el cálculo realizado, la diferencia que tendrá que cubrir el Gobierno por la venta de todo el lote del grano será de Bs 42,4 millones (US$6,03 millones).

Escasez. La escasez de este producto provocó en los últimos meses la suspensión de la producción de pequeñas empresas avícolas y el incremento en el precio de la carne de pollo. El kilo se llegó a comercializar incluso en Bs 19.
Al respecto, Sandy afirmó que el subsidio a la compra del insumo debería reducir el precio del kilo de pollo entre Bs 12,50 y Bs 13.

“Nos hemos reunido con el sector avícola y los productores de leche. A través de sus asociaciones, ellos deben enviarnos las listas de sus afiliados, cuánto producen y la cantidad de grano que requieren. En base a esa información se hará un cálculo para ver cuánto hay que darles”, sostuvo.

En diciembre, el sector avicultor advirtió que en los tres primeros meses de este año habría desabastecimiento de la carne de pollo por la escasez de maíz en el mercado.

El presidente de la Asociación de Avicultores de Cochabamba, Willy Soria, informó ayer de que recién recibieron en horas de la tarde el contrato de compra y la documentación necesaria para que sus más de 100 afiliados accedan a este beneficio.

Previamente, los avicultores debían sostener una reunión con funcionarios de Gobierno y esperaban terminar de llenar las fichas de control para la compra de maíz.

El 25 de febrero, la Asociación Nacional de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo) advirtió, a través de su presidente, Demetrio Pérez, que la producción del grano “será deficitaria” en este año tal como ocurrió en la gestión pasada. La aguda sequía que azotó el país el año pasado y la falta de incentivos fueron parte de las causas.

“Tenemos la esperanza de poder sembrar en este año más de 90.000 hectáreas, lo cual representa unas 36.000 toneladas (de maíz). Sin embargo, esta cantidad no es suficiente porque la demanda nacional supera las 77.000 toneladas al año. Todavía somos deficitarios y el resto de la demanda hay que cubrirla con la importación”, sostuvo Pérez.

Seguridad jurídica

Gabriel Dabdoub, presidente de la Federación de Empresarios de Santa Cruz, pidió al Gobierno generar un clima de seguridad jurídica en la propiedad de la tierra.

La industria del cuero es apoyada por Japón

El gobierno de Japón concedió al país Bs 2,1 millones destinados a importar 81,5 toneladas (t) de adhesivos (clefa y PVC) para su venta a precio justo a las micro y pequeñas empresas (Pymes) que producen manufacturas de cuero.

La estatal Insumos Bolivia (IB) comercializará la lata de clefa de 14 kilogramos a Bs 388 y a Bs 92 la lata de tres kilos, mientras que la lata de PVC de 14 kilos será entregada a Bs 337. En ambos casos, los precios “son preferenciales” y se encuentran entre un 10 y un 15% por debajo de los precios que rigen en el mercado interno, explicó el director de IB, Óscar Sandy.

El objetivo de la cooperación nipona es de que “los pequeños productores de cuero aumenten el volumen de su producción e inicien el proceso de exportación (de los mismos)”, informó el embajador de Japón en Bolivia, Toshio Watanabe.

Al ser productos con sustancias controladas, los empresarios deberán presentar requisitos como la declaración jurada de su emprendimiento, croquis de ubicación de la unidad productiva, cédula de identidad y un permiso de compra otorgado por la Dirección General de Sustancias Controladas del Ministerio de Gobierno, señala Insumos Bolivia.

autor

LaRazón.com

Comentarios