Merkel y Hollande prometen estrategia económica conjunta

Europa

La reunión estaba siendo observada de cerca para ver señales de que los líderes de las mayores economías de Europa serían capaces de ir más allá de una guerra de palabras.

Hollande criticó duramente a Merkel durante su campaña electoral por insistir en las medidas de austeridad para reducir los niveles asfixiantes de la deuda en toda la zona euro.

  • Wed, 05/16/2012 - 07:48

Berlín. El nuevo presidente francés, François Hollande, y la canciller alemana Angela Merkel reconocieron este martes las diferencias sobre cómo impulsar el crecimiento en una Europa plagada de recesión, pero se comprometieron a forjar un enfoque en común para la próxima cumbre de la Unión Europea del próximo mes.

El socialista Hollande voló a Berlín sólo unas horas después de haber jurado para reunirse por primera vez con Merkel, una conservadora, y llegó una hora tarde después de que su avión fue alcanzado por un rayo y se viera obligado a volver rápidamente a París.

La reunión estaba siendo observada de cerca para ver señales de que los líderes de las mayores economías de Europa serían capaces de ir más allá de una guerra de palabras sobre cómo resolver la crisis de deuda que ahora amenaza con hacer trizas el bloque monetario de 13 años de edad.

Hollande criticó duramente a Merkel durante su campaña electoral por insistir en las medidas de austeridad para reducir los niveles asfixiantes de la deuda en toda la zona euro. Ella, a su vez, apoyó al rival de Hollande, al titular conservador Nicolas Sarkozy.

Con el apoyo de otros en el sur de Europa, Hollande se comprometió a cambiar el enfoque hacia el crecimiento y reabrir una nueva serie de normas presupuestarias más severas, que Merkel y otros líderes de la Unión Europea acordaron adoptar a principios de año, un paso considerado tabú en Berlín.

"Dije durante mi campaña electoral, y lo digo nuevamente ahora como presidente, que quiero renegociar lo que se ha acordado incluir en una dimensión de crecimiento", dijo Hollande en una conferencia de prensa conjunta con Merkel en la cancillería en la capital alemana.

El doble acto de cinco años de Merkel con Sarkozy obtuvo el sobrenombre de "Merkozy" por su estrecha cooperación durante la crisis de la deuda en Europa.

La nueva pareja franco alemana -denominada por algunos como "Merkollande"- se encargó el martes de restar importancia a sus diferencias, con la esperanza de enviar una señal de unidad en un momento en que la especulación está creciendo respecto a que Grecia podría salir de la zona euro y volver a adoptar el dracma como moneda.

"El crecimiento se tiene que alimentar a través de las personas. Y por esto estoy contenta de que hayamos discutido diferentes ideas sobre cómo lograr ese crecimiento", dijo Merkel.

Dijeron que su objetivo es presentar propuestas conjuntas en la cumbre de la Unión Europea a fines de junio.

PACTO DE CRECIMIENTO

En lugar de reabrir el "pacto fiscal" de Merkel, se espera que lo complementen con un nuevo "pacto de crecimiento".

Berlín ya ha señalado que está abierta a varias ideas de Hollande, incluyendo el uso más flexible de la ayuda estructural de la Unión Europea, un papel más importante para el Banco Europeo de Inversiones y la introducción de "proyectos de bonos" para fomentar las inversiones en infraestructura como redes de transporte y energía.

Pero la mayoría de los economistas coinciden en que estas medidas no significan nada para países como Grecia, que se encuentra en su quinto año de recesión y que ha tenido un aumento del desempleo de un 22 por ciento.

Eso significa que es probable que Alemania esté bajo presión para tomar medidas adicionales, como dar a los países que están luchando con el euro más tiempo para reducir su déficit, un paso al que se ha resistido por miedo de asustar a los nerviosos mercados financieros.

autor

Reuters

Comentarios