Ministro de Finanzas hondureño viaja a EE.UU. en busca de acuerdo con el FMI

Honduras

Este jueves y viernes se entrevistarán en Washington el secretario de Finanzas, Héctor Guillén, y una comitiva del gabinete económico con funcionarios del FMI y el BM.

“Llegar a un acuerdo es fundamental para Honduras”, dijo el funcionario. Exministro de Finanzas, Arturo Alvarado, lamenta salida de William Chon Wong.

  • Lun, 02/20/2012 - 07:14

Las señales de alerta temprana están encendidas. El arsenal de medidas fiscales del gobierno de Porfirio Lobo está casi agotado y ahora dirige su rumbo hacia los organismos internacionales para enfrentar una crisis financiera aún no superada.

Este jueves y viernes se entrevistarán en Washington el secretario de Finanzas de nuevo cuño, Héctor Guillén, y una comitiva del gabinete económico con funcionarios del Fondo Monetario Internacional (FMI), Banco Mundial (BM) y del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), así como del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

Guillén informó a HRN que en el marco de esa visita buscan la negociación de un nuevo acuerdo financiero por un periodo de 18 meses con el FMI. El acuerdo actual vence en marzo del presente año.

“Las citas están agendadas para efectuarlas con el FMI entre jueves y viernes. El regreso al país está previsto para el próximo sábado”, informó.

Según el funcionario, se le presentará a estos organismos internacionales una serie de informaciones que han solicitado, hablarán con el BM y el BID respecto a una serie de proyectos importantes -no especificó cuáles- y continuar con el proceso tendiente a la negociación de la carta de intenciones con el Fondo.

“Presentaremos la ruta crítica que lleva el gobierno para llegar al acuerdo con el FMI y revisar la matriz de inversión que se tiene con el BID y el BM”, amplió.

La comitiva estará integrada por la presidenta del Banco Central de Honduras (BCH), María Elena Mondragón; la designada presidencial, María Antonieta de Bográn; y el exsecretario de Finanzas, Willian Chong Wong, quien renunció a ese cargo ..

Esta es una de las comisiones financieras gubernamentales más nutridas durante el presente gobierno que se entrevistan en Washington con los organismos internacionales.

Días antes de que renunciara de su cargo, el exsecretario de Finanzas, Chong Wong, expresó a los medios que el gobierno solicitaría a los organismos internacionales asistencia para analizar la conversión de deuda pública interna a deuda en moneda extranjera.
El impacto

Para el exsecretario de Finanzas, Arturo Alvarado, es importante que en los próximos meses se logre suscribir un acuerdo con el FMI, dado que el presente año se efectuarán las elecciones internas de los principales partidos políticos. “La tradición es que durante los años de campaña política se pierde la disciplina fiscal.

La mayor preocupación que debe existir es cómo se controla el gasto en el sector público y en el gobierno central”, expresó.

Según Alvarado, el déficit fiscal con el cual se cerró el 2011 fue de 4.6%, que es un porcentaje relativamente elevado y que pone más presión al crecimiento de la deuda interna. “No hay forma que se gestionen recursos externos para financiar un déficit de esa magnitud”.

El interés que se pagó el año anterior sobre la deuda interna representó casi el 78% de la partida gasto de interés. “En cambio el 22% restante representó el pago de los intereses de la deuda externa”, indicó.

El problema se agrava porque al no existir un mercado de capitales en el país, las tasas de interés de esta deuda son más elevadas y los plazos más reducidos que las condiciones propias del endeudamiento en moneda extranjera.

Estas condiciones aplican una mayor presión al Presupuesto General de la República y al manejo administrativo de la misma deuda, expresó.

En algún momento, añadió, la Secretaría de Finanzas trató de obtener apoyo técnico para convertir este saldo de deuda interna en lempiras a deuda en moneda extranjera, suscrita a un plazo de entre 25 a 30 años y a una tasa de interés inferior.

“El problema fundamental del gobierno es cómo enfrentar los gastos rígidos liderados por el gasto salarial, las transferencias al sector educación y a las alcaldías. Ahora se agregan los subsidios y el bono 10,000, entre otros”, expresó.

Para Alvarado es poco probable que se apliquen nuevos ajustes fiscales para elevar los ingresos corrientes.

autor

ElHeraldo.hn

Comentarios