Producción fabril japonesa retrocede inesperadamente en junio

Asia

Si bien los analistas esperaban que el indicador mostrara una desaceleración, la caída en junio y el lento crecimiento de las exportaciones sugieren que la recuperación económica podría perder impulso.

  • Vie, 07/30/2010 - 09:00

Tokio. La producción fabril japonesa registró en junio su mayor caída en más de un año y las manufactureras esperan un nuevo descenso en julio, una mala señal para la frágil recuperación económica que se enfrenta con un yen fuerte y una moderada demanda para las exportaciones.

En tanto, el índice de precios estructural mostró en junio su decimosexto mes consecutivo de descensos, sugiriendo que la demanda doméstica aún carece de fuerza y podría frenar la salida de la deflación.

Si bien los analistas esperaban que la producción fabril mostrara una desaceleración tras las fuertes subidas recientes, la caída en junio y el lento crecimiento de las exportaciones sugiere que la recuperación económica podría perder impulso y agregar presión sobre el Banco de Japón (BOJ) para relajar más la política monetaria.

"La reciente desaceleración en las exportaciones ha comenzado a afectar la producción y podría haber más riesgos bajistas si China pierde ritmo. La producción posiblemente se estabilice en los próximos meses", dijo Takeshi Minami, economista jefe en Norinchukin Research Institute.

"La última serie de datos ha incrementado la posibilidad de que el Banco de Japón relaje más su política. El BOJ podría rebajar la tasa de interés o incrementar su compra de bonos soberanos japoneses", agregó.

La producción industrial cayó inesperadamente 1,5% en junio, según mostraron el viernes los datos del Ministerio de Economía, Comercio e Industria, sorprendiendo a los mercados que esperaban un crecimiento de 0,2% y marcando el mayor descenso desde febrero del 2009.

Las manufactureras encuestadas por el ministerio esperan que la producción caiga 0,2%  en julio y crezca 2%  en agosto.

Datos separados mostraron que los precios al consumidor estructurales -que incluyen los productos del petróleo pero no los alimentos frescos- cayeron un 1 por ciento en junio con respecto al mismo mes del 2009, reduciendo el margen de declive con respecto a mayo pero bajando por decimosexto mes consecutivo.

La caída fue menor al promedio pronosticado por el mercado, de 1,1%.

Los analistas esperan que las caídas en los precios al consumidor continúen reduciéndose gradualmente pero dicen que aún falta para la reversión de la tendencia sea convincente, mientras el incremento de los salarios sigue lento y el estímulo gubernamental que impulso el gasto de los consumidores expirará antes de fin de año.

El gobierno liderado por el Partido Democrático se ha comprometido a vencer la deflación en el año fiscal que comienza en abril próximo, pero tiene las manos atadas por la enorme deuda pública.

autor

Reuters

Comentarios