Santo Domingo. Las autoridades dominicanas han incautado en lo que va de año alrededor de 1.600 millones de pesos (US$35,5 millones) provenientes del lavado de activos, monto que en el caso de incluir los productos afectados o inmovilizados en el sistema bancario nacional ascendería a los 2.000 millones de pesos, informó el ministerio público.

El procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito, también destacó que en 2015 se pudieron desmontar carteles tradicionales del narcotráfico y de manera especial el de la región este del país, punto de embarque de la mayor parte de droga que sale a la vecina isla de Puerto Rico.

Domínguez agregó que "grandes capos dominicanos están presos o fugitivos", y señaló que en muchos casos se han emitido sentencias benignas en apoyo al narcotráfico que han dado lugar a la investigación de muchos jueces corruptos.

El funcionario participó en la presentación de las memorias anuales de la división especializada de Antilavado de Activos de la Procuraduría, donde el titular del organismo, Germán Miranda Villalona, dijo que en el período mencionado se realizaron más de 230 allanamientos y 398 incautaciones.

Por su parte, el Procurador General mencionó algunos golpes contra el narcotráfico como la captura de los colombianos Huber Buitrago Ruiz y Angel María Buitrago Vacca, acusados de dirigir una red internacional de narcotráfico y lavado de activos.

"Hemos batallado de frente con ellos, con sus nombres y apellidos. Si el crimen camina, hoy nosotros caminamos más rápido", dijo Domínguez.

Expertos consideran que bandas locales y extranjeras lavan alrededor de US$1.200 millones al año en República Dominicana, cifra que representa el 2% del Producto Interno Bruto nacional, estimado en US$58.000 millones.

También señalan que la corrupción, la presencia de cárteles internacionales y una gran economía informal hacen de República Dominicana un país vulnerable a las amenazas del lavado de dinero y financiamiento del terrorismo.