El primer mandatario de Ecuador, Rafael Correa, se refirió a los paraísos fiscales como “una vergüenza mundial” y apuntó que este es el momento para eliminarlos, en un artículo de su autoría que fue publicado en el diario digital The Huffington Post, de Estados Unidos.

En el texto el mandatario explica que por primera vez en la historia el mundo tiene la suficiente riqueza para sacar a todos de la pobreza, sin embargo, eso no se ha podido lograr debido a la “gran inequidad provocada por sistemas económicos perversos” y criticó que la mitad de la riqueza mundial esté concentrada solo en el 1% de la población más rica.

“La creciente red mundial de paraísos fiscales es uno de los motores claves de esta inequidad que permite a algunos de los multimillonarios en el mundo no pagar impuestos. Mientras el turbio mundo de paraísos fiscales no permite obtener datos precisos, uno de los cálculos más bajos sugiere que casi $7.6 billones en riquezas individuales se encuentra escondido en paraísos fiscales”, escribió Correa.

Mencionó que producto del funcionamiento de los paraísos fiscales el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos pierde 100 mil millones de dólares al año por evasión fiscal por parte de gigantes corporativos, al tiempo que el dinero que se desvía a los paraísos fiscales afecta más a los países en vías de desarrollo.

Además, se refirió a la reciente cruzada que emprendió a la que denominó “Pacto Ético” y conminó a los líderes del mundo a hacer de este un momento que represente el principio de la eliminación de los paraísos fiscales.

“Nosotros estamos dando este audaz paso de convocar a un referéndum para que el pueblo decida si los candidatos electos o funcionarios públicos pueden tener capital en paraísos fiscales o no. Si nuestra propuesta, conocida como el “pacto ético”, es aprobada, dichos funcionarios tendrán un año desde la fecha de entrada en vigencia para traer su dinero o bienes de vuelta al país de lo contrario serán destituidos del poder. Alrededor del mundo, candidatos políticos tienen que cumplir algunos requisitos para tener derecho a participar en las elecciones. En Ecuador, no tener dinero en paraísos fiscales seria uno de los requisitos”, explicó.

Apuntó que el referéndum que se propone en su país es la consecuencia lógica del esfuerzo que ha hecho el gobierno para transformar el sistema fiscal del país y tomar medidas contra la evasión fiscal.

“Como resultado de aquello, los ingresos fiscales se triplicaron entre 2007 y 2014, con 92% como resultado de mayor transparencia y eficiencia en recaudación de impuestos y solamente 8% debido al alza en impuestos. Esto ha otorgado recursos cruciales para fomentar políticas mundiales de reducción de inequidad y pobreza”, señaló.

En el caso de Ecuador se estima que un porcentaje igual a la tercera parte del Producto Interno Bruto (PIB) está escondido en paraísos fiscales. Solamente en los dos últimos años, esta fuga de capitales alcanzaría los 3.000 millones de dólares, por debajo de la cantidad que se necesita para la reconstrucción después del devastador terremoto de 7.8 grados que sufrió el país en abril de este año.

En su artículo el mandatario reseñó que en América Latina, “340 mil millones de dólares se evaden al año perjudicando la reducción de la pobreza e inequidad en la que es la región más desigual del mundo a pesar del gran progreso de la última década”.

Además, señaló que es necesario trabajar en conjunto organismos gubernamentales y no gubernamentales que han estado a la vanguardia de esta lucha, “para poder continuar creando conciencia de este problema crucial”.

Reconoció que esta no será una lucha fácil, pero insistió en que este es el momento para un pacto ético histórico “que finalmente otorgue justicia fiscal al mundo”.