Conozca cuándo los hedge funds son una buena herramienta de inversión

Asia, Europa, Latinoamérica

Su nombre deriva del hedge, o sea la práctica de buscar cobertura frente a ciertos riesgos, aunque, en realidad, son estrategias de inversión dedicadas a la búsqueda de retornos sostenidos en el tiempo.

La cantidad de estos fondos se elevó en forma exponencial a 9.523 en 2011 según información suministrada por Hedge Fund Research.

  • Lun, 12/17/2012 - 18:10

Sala de inversión. Cuando el capital está en juego, el apetito de los inversores por el riesgo suele disminuir. Esto por razones obvias, ya que a nadie le gusta perder dinero, lo anterior hace que exista un retorno de su cartera en la misma dirección a la evolución del mercado. Pero hay algunas excepciones.

Una de ellas incluye a un puñado de activos muy líquidos y con un mercado enorme que oficia de protección y se aprecia cuando el resto sufre. Son los denominados de refugio o libres de riesgo: bonos del Tesoro estadounidense, alemanes e ingleses o de cualquier otro país con la máxima calificación crediticia (o muy elevada) como Dinamarca, Suiza, Australia, al igual que los corporativos de la más alta categoría, aunque quedan pocos al día de hoy. También, cumplen con esta función el oro y algunas monedas como el dólar estadounidense, el franco suizo o el yen.

La segunda excepción son los mal llamados Hedge Funds o Fondos de Cobertura, que intentan ganar dinero tanto en las subidas como en las bajas de las Bolsas. Es común que busquen obtener un rendimiento superior a un determinado valor o establezcan un objetivo en términos de retornos absolutos, y no relativos, en relación a un determinado índice de referencia.

Su nombre deriva del hedge, o sea la práctica de buscar cobertura frente a ciertos riesgos, aunque, en realidad, son estrategias de inversión dedicadas a la búsqueda de retornos sostenidos en el tiempo, independientemente de la evolución de los mercados arbitrando valor entre dos acciones, o bien entre los papeles de una compañía y su obligación negociable convertible, o a través de la inversión en cualquier activo financiero con el ánimo de obtener retornos positivos, pero realizando apuestas directas o indirectas, muchas veces mediante el apalancamiento.

La cantidad de estos fondos se elevó en forma exponencial a 9.523 en 2011 según información suministrada por Hedge Fund Research. En cuanto a los activos que transan, pasaron de 200.000 millones de dólares en 1998 a unos 2,02 billones a mediados de 2012.

Las opciones para los inversores minoristas para ingresar en este rubro es colocar su dinero en ese tipo de administradoras, es decir no en un fondo sino en las sociedades gestoras o que manejan estos productos.
Entre las principales empresas que operan fondos, tanto regulados como desregulados, se encuentran Blackrock, Legg Masson, Federated Investors, Waddell & Reed Financial, Franklin Resources, T Roew Preice Group, Invesco, Janus Capital Group, Eaton Vance, Affiliated Managers, entre otros.

La primera cuenta con casi 34.000 millones de dólares de capitalización bursátil y posee todo tipo de alternativas para inversores individuales. Esto la ha convertido en la más grande del mundo, con un valor de mercado unas diez superior a la que le sigue.

Esta clase de administradoras posee un ratio precio/ganancias (P/E) no muy diferente del mercado, ente 10 y 15 veces sus beneficios anuales históricas y su retorno sobre el patrimonio neto (ROE) abarca un rango de ente el 10 y 30% para las primeras compañías, entre las que se encuentran Legg Mason, Federated Investors, Waddell & Reed Financial, Franklin Resources (la administradora de los fondos Franklin Templeton), T Rowe Price Group, Invesco y Janus Capital Group, entre otras.

Otro que punto que hay que analizar antes de adquirir alguno de estos papeles es el nivel de dividendos que distribuye. En este rubor sobresalen Federated Investors, el hedge fund Fortress y Alliancebernstein con una tasa de más del 4,50%.

De esta forma, el inversor minorista tendrá una alternativa de cubrirse contra los vaivenes de los mercados de la misma forma que lo hacen quienes cuentan con cantidades de dinero mucho mayores o como lo hacen los profesionales.

autor

Sala de Inversión

Ver más columnas del autor

Comentarios