Venezuela: gobierno recaudará menos impuestos por aplicación de la Ley de Costos

Venezuela

Se destaca que principalmente se verían afectados tributos como el Impuesto sobre la Renta (Islr) y el Impuesto al Valor Agregado (IVA). El primero que pecha las ganancias y el segundo las ventas.

A juicio del experto tributario Leonardo Palacios, de presentarse mayores costos y menos rentabilidad en las empresas, es muy claro que el impuesto a pagar por Islr será menor.

  • Wed, 07/20/2011 - 09:30

El gobierno ensaya una nueva estrategia para bajar los niveles de inflación: decretó la Ley de Costos y Precios Justos, la cual establecerá límites a las ganancias de las empresas que oferten bienes y servicios esenciales para la población.

Sin embargo, esta medida podría convertirse en un arma de doble filo para las propias finanzas públicas. Analistas consultados sostienen que al colocar tasas de ganancias menores a las actuales, que a su vez conlleve a una baja en los precios establecidos hoy en día, podría registrarse una disminución en la recaudación total de los ingresos por concepto de impuestos.

Destacan que principalmente se verían afectados tributos como el Impuesto sobre la Renta (Islr) y el Impuesto al Valor Agregado (IVA). El primero que pecha las ganancias y el segundo las ventas.

Pero señalan que esta afectación se extendería a otros tributos, como los impuestos municipales y hasta los ingresos que por este concepto reciben tanto la Oficina Nacional Antidrogas (ONA) y la Ley Orgánica de Ciencia, Tecnología e Innovación (Locti).

Efectos de la regulación. A juicio del experto tributario Leonardo Palacios, de presentarse mayores costos y menos rentabilidad en las empresas, es muy claro que el impuesto a pagar por Islr será menor.

"En la medida en que se limite la ganancia de las empresas, en esa misma medida será la disminución de la recaudación del Islr. En el caso del IVA, si el precio de venta final se encuentra regulado, afecta sin duda la recaudación. Lo mismo sucede con los impuestos a las actividades económicas, además de otros tributos como el que va para la ONA y la Locti que tienen base sobre el Islr (ganancias)".

Palacios explica que incluso con la nueva regulación no se toma en cuenta la incidencia que tienen los impuestos en la estructura de costos de los bienes.

"En el caso específico de una gran cantidad de bienes que están sometidos a una imposición específica al consumo (regulación de precios), hay que tomar en cuenta que el grueso de esos bienes están sometidos a una incidencia impositiva determinante, llegando en algunos casos a más de 50% del efecto real del precio final de esos bienes", dijo.

Francisco Ibarra, director de Econométrica, coincide en que parte de los ingresos fiscales internos provienen del Islr que cancelan las personas jurídicas, por lo que si se limita la tasa de ganancia, en teoría, se limitarán también los tributos que recibe el Fisco nacional por este concepto.

"Por otro lado, la gran parte de la inversión de las empresas se hace con utilidades no distribuidas. Si se limita la ganancia y por ende las utilidades, se limita también esa fuente de financiamiento", apuntó.

El economista Gustavo Rojas señala que habría que esperar si el Gobierno regulará el margen de ganancia o valor de reposición. Pero que en las actuales condiciones económicas del país, las ganancias quizás no sean tan altas como para afectar más los ingresos tributarios.

"Tenemos una economía estancada con alta inflación. El consumo estancado y alto desempleo. No hay condiciones para ganar tanto", acota.

Predominará la renta petrolera
El ministro de Planificación y Finanzas, Jorge Giordani, ha reiterado en sus últimas declaraciones la necesidad de incrementar los ingresos por concepto de renta interna y depender menos de la renta petrolera.

No obstante, la recaudación por Islr se ha visto afectada cada vez por los altos índices de inflación, por la caída de la actividad económica, el cierre de un número significativo de empresas y la estatización de otras.

Cifras del propio despacho de las finanzas públicas revelan que para el año 2011 se espera que la recaudación total del Islr como porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB) sea de 2,77%. Una cifra que se coloca por debajo de los resultados del ejercicio fiscal de 2009 y 2010 cuando cerró en 3,73% y 3,19%, respectivamente.

Leonardo Palacios resalta -por otra parte- que para compensar una caída en los ingresos tributarios, se corre el riesgo de que los gobiernos locales y regionales aumenten la alícuota que cobran por impuestos, específicamente los relacionados a las actividades económicas.

autor

ELMUNDO.COM.VE

Comentarios