Aerolíneas exclusivas para mascotas apuestan a un mayor crecimiento a nivel mundial

Estados Unidos

Este curioso mercado, aún de nicho debido a las sumas de dinero que los dueños de los animales tienen que desembolsar, está creciendo con fuerza en Estados Unidos y Canadá, y apuesta a seguir expandiéndose hacia otras regiones.

Al mercado de las aerolíneas especializadas para mascotas se suman agencias especializadas en transporte, que prestan servicios puerta a puerta.

  • Vie, 07/30/2010 - 13:57

En Santiago de Chile es invierno, al igual que en otros países de América Latina y en este mes, particularmente, la temperatura ha bajado mucho. Tanto así que varios de los cientos de perros que circulan por las calles están cubiertos con una capa de polar para taparse del frío. 

Este no es un hecho aislado. Un estudio realizado por Euromonitor, una agencia de estudios internacionales dio cuenta que la población está gastando más en sus mascotas. Las visten las llevan a la peluquería, les compran juguetes, etc.

Y es que los dueños de los animales, al parecer, se han propuesto humanizarlos cada día más y no los dejan ni siquiera cuando se van de viaje. Pensando en ese nicho, es que surgió Pet Airways, una aerolínea pensada para las mascotas y que se puso en marcha en abril de 2009 con vueltos en sólo cinco ciudades de Estados Unidos.

La empresa fue valiente. Comenzó sus movimientos justo cuando la recesión del país estaba en su punto más complejo. Pero los fundadores de la aerolínea, Dan y Alysa Binder, no sintieron miedo y con un pleno convencimiento de que había que darle un mejor trato a los animales, pensaron “¿por qué no poner en marcha una aerolínea sólo para mascotas?

La aerolínea, que utiliza un turbohélice de aviones Beech 1900, tiene aviones acondicionados para 19 personas y cuenta con el equipamiento necesario para reorganizar los espacios. Así se evita que los dueños gasten enormes sumas de dinero, enviando a sus acompañantes como carga especial. Eso, de hecho, ha ayudado que la empresa pueda mantener costos más bajos y brindar servicios diferenciadores, como por ejemplo, el contar con técnicos veterinarios que acompañan y controlar a las mascotas.

El primer vuelo de mascotas Pet Airways despegó del aeropuerto de República en Farmingdale, Nueva York, en julio de 2009 y en un año amplió su red para cubrir otras cuatro ciudades. Fundamentalmente, las tarifas de la línea aérea -que fluctúa entre US$150 y US$250, sólo un ticket de ida-, son comparables a las tasas que existen en las grandes aerolíneas en Estados Unidos.

Según una encuesta a 6.000 dueños de mascotas en todo el mundo, hecha por PetRelocation.com a principios de este año, el 61% de ellos llevan a sus mascotas a más de 80 kilómetros por lo menos una vez al año. El 38% de ellos viajó regularmente con sus acompañantes, sin embargo, el 71% de los encuestados dijo que nunca había volado al exterior. El 38% justificó que los dejaba en casa por las tasas cobradas en las compañías.

Competencia y desafíos. Las grandes aerolíneas no duermen. Ya se dieron cuenta del potencial que tienen los viajes de mascotas, lo que resulta particularmente atractivo si se piensa en los márgenes que se han conseguido en la última década, por causa de los crecientes costos de los combustibles y la recesión mundial. 

La voluntad que los dueños tienen para pagar por la cuidad de su mascota, es el factor clave que impulsa este mercado.

Southwest Airlines ha sido particularmente agresiva en la búsqueda de nuevos clientes. Su estrategia ha sido cobrar sólo US$75 por el traslado de un gato o un perro pequeño, mientras que la mayoría de los rivales cobra alrededor de US$100.

Sin embargo, este negocio también tiene sus riesgos y uno de ellos es que existen personas alérgicas que estarían obligadas a compartir una cabina con uno o más animales. En un foro de Internet estaba escrito: "No odio a los animales. Sucede que me encantan, pero no puedo estar en un espacio cerrado con ellos porque pongo en riesgo mi vida”.

Hay otras personas que no son alérgicas, pero que se sienten molestas al compartir un mismo espacio con un animal. En otro foro se publicó “yo no soy alérgico a los animales, pero creo que deberían esperar en casa. Si el viajero quiere salvar la vida de la mascota, mejor póngalo en una perrera o entrégueselo a un amigo mientras esta fuera”.

También existen otros pasajeros que no están dispuestos a mandar a sus mascotas como una carga, sino que han humanizado a tal punto sus mascotas que prefiere que estén “donde mis ojos te vean”. Otro foro decía: "si tuviera que volar con mi gato o perro pequeño, sin duda viene en la cabina conmigo. Si no, no volaría. He leído historias de terror sobre las bodegas para animales”.

En un blog se publicó "He volado grandes distancias con mis gatos y sé que el tiempo que ellos pasan en las bodegas (tanto en invierno como en verano) es muy inquietantes para ellos. En verdad comprendo porqué los dueños prefieren tomar a sus peludos amigos con ellos en lugar de tratarlos como equipaje”.

Precedentes canadienses. En Canadá, la autoridad de transporte del país ha intentado fijar reglamentos a las aerolíneas de mascotas. El hecho surgió porque en una decisión emitida el 20 de febrero de 2010, la Agencia de Transporte de Canadá consideró a tres personas que se habían quejado de alergias a los gatos y por lo mismo podían ser consideradas como con discapacidad.

Aunque no se ha eliminado la idea de llevar a pequeños animales en las aerolíneas abiertas, la agencia se comprometió a revisar las políticas de las compañías aéreas canadienses, con el fin de determinar la mejor forma de tratar el tema de la alergia. También pidió a las compañías aéreas dar sugerencias, sobre la manera de acomodar a las personas que sufren de alergias a los animales pequeños.

Aumento de demanda. Además de las compañías aéreas de mascotas, hay un número creciente de agencias especializadas en transporte y que prestan servicios de puerta a puerta. Ejemplo de ello es lo que ocurre en Austin, Texas con PetRelocation.com, que se ocupa de todos los detalles involucrados en la planificación y ejecución del envío del animal de forma segura.

Situación similar ocurre en la aerolínea Animal Airways, con sede en Londres, cuyo objetivo es ayudar a los dueños de mascotas a disfrutar de una experiencia de viaje con su mascota, sin problemas. Los guían para elegir una aerolínea y cuál es la alternativa más adecuada”. Además de reservar vuelos y la prestación de servicios de carga, ésta empresa proporciona servicios auxiliares, tales como el asesoramiento veterinario.

De acuerdo con Animal Airways, la demanda de sus productos y servicios aumentó un 46% entre septiembre de 2009 y marzo de 2010. Por lo mismo, abrieron la tercera oficina internacional (la segunda está en Canadá) en Moscú y existen planes para continuar con la expansión hacia Sudáfrica, Australia y China.

Otro mercado. Los servicios de taxis para mascotas también están creciendo. Uno de ellos es Paws Around Chicago (PAC), que registró ingresos por aproximadamente US$120.000 durante 2009 y ha estado creciendo a una tasa anual de 10% desde 2002. La voluntad que los dueños tienen para pagar por la cuidad de su mascota, es el factor clave que impulsa este mercado. Un cliente dijo “"Este es un servicio caro, no hay duda. Pero el nivel de confort y la atención hacen que el precio valga la pena".

Por eso, mientras los dueños de las mascotas sigan humanizándolas, es probable que los viajes tengan un fuerte crecimiento. Aparte de llevar a sus animales con ellos a las vacaciones o viajes de negocios, un gran número de centros educacionales permiten ahora a los estudiantes tener perros, gatos u otros animales, para facilitar el abandono de la casa de sus padres.

Si bien el mercado de mascotas de viaje de Europa occidental está menos desarrollado, se ha crecido de forma constante desde que la Unión Europea fijó condiciones para la circulación de animales de compañía entre Estados miembros, como lo refleja la creación del "pasaporte de mascotas" en 2004.

Mercados como Rusia y China lo más probable es que sigan siendo pequeños ya que sólo una pequeña elite está en condiciones de hacer uso de esos servicios, hasta el momento.

autor

AméricaEconomía.com

Comentarios