Bank of America, el mayor banco de Estados Unidos por activos, reportó este viernes una inesperadamente profunda caída en su ganancia trimestral porque los altos costos que generan la demoras en las ejecuciones de viviendas dañaron su negocio hipotecario.

El banco dijo que perdió más de US$2.390 millones en su negocio de préstamos para la vivienda, en tanto que los ingresos cayeron y los gastos se incrementaron.

Las demoras en las ejecuciones, que comenzaron en el cuarto trimestre de 2010 cuando los prestatarios acusaban a los principales bancos de embargar sus viviendas sin contar con toda la documentación necesaria, fue el desencadenante clave de los altos costos del trimestre.

El banco también anunció un nuevo presidente de finanzas.

Los resultados del primer trimestre brindan una idea de por qué la Reserva Federal pidió al banco en marzo detener sus planes de aumentar el dividendo, aún cuando los competidores fueron autorizados a incrementarlos.

"Bank of America se encuentra más atrás. Y la razón por la cual se encuentra más atrás es debido a lo que está sucediendo en su negocio hipotecario", dijo Ben Wallace, analista de Grimes & Co, que administra US$1.000 millón.

El banco dijo en marzo que no espera que su negocio hipotecario vuelva a tener ganancias normales hasta 2014 o aún después, en tanto que la mayoría de sus otros negocios se estarían recuperando para el 2013.

Las acciones de Bank of America bajaban un 1,67% a US$12,91 a las 17:07 GMT.

Los títulos ya habían caído este miércoles, cuando los resultados de JPMorgan Chase & Co mostraron la presión a la que se enfrenta el negocio de préstamos al consumidor.

JPMorgan, el segundo mayor banco de Estados Unidos, dijo que había sufrido en el primer trimestre pérdidas extraordinariamente altas por problemas relacionados con las hipotecas.

"Desafortunadamente, estas pérdidas continuarán durante algún tiempo", dijo el presidente ejecutivo de JP Morgan, Jamie Dimon.

Bank of America logró reportar de todos modos una ganancia de US$2.000 millones en el trimestre, su primera ganancia desde el segundo trimestre de 2010.

El negocio de su correduría Merrill Lynch proporcionó un punto destellante en el trimestre, al reportar mayores activos de clientes y un alza en sus ingresos.

Préstamos. Los resultados de Bank of America están estrechamente ligados a la salud de los consumidores de Estados Unidos, que han estado reduciendo sus deudas haciendo frente a salarios estancados y un alto desempleo.

El banco de Charlotte, Carolina del Norte, tiene negocios con uno de cada dos hogares de Estados Unidos.

El libro de préstamos del banco cayó un 8,5% en el primer trimestre, respecto al cuarto trimestre, a US$932.430 millones, debido mayormente a una declinación en los préstamos al consumidor.

Bank of America informó de una ganancia neta de US$2.000 millones, o 17 centavos de dólar por acción, que se compara con un beneficio de US$3.200 millones, o 28 centavos por título, del mismo trimestre del año anterior.

En promedio, los analistas habían anticipado ganancias de 27 centavos por acción, según Thomson Reuters I/B/E/S.

La pérdida de US$2.390 millones en su unidad de hipotecas residenciales se compara con el quebranto de US$2.070 millones reportado en el mismo trimestre un año antes.

Los gastos generales aumentaron en el negocio de hipotecas, pero la amortización de los préstamos incobrables en realidad cayó. La incobrabilidad de las hipotecas residenciales fue de US$905 millones, frente a US$1.070 millones un año antes.