El jefe de la Unidad de Transparencia del Ministerio de Hidrocarburos, Edmundo Novillo, afirmó este domingo que, por mandato del presidente Evo Morales, será drástico con los involucrados en hechos no transparentes dentro de la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

"Si no hay una revolución moral no es posible construir una revolución económica, social, cultural. La base de esta revolución es la revolución moral, por eso es que el hermano presidente está tomando una actitud, en este caso a través de mí, de ser muy drástico con aquellos que van a estar implicados en hechos no transparentes, en hechos no legales", dijo.

El martes, la Unidad de Transparencia del Ministerio de Hidrocarburos encontró irregularidades jurídicas, administrativas y técnicas en la compra de equipos por un valor de US$148 millones adjudicados a la firma italiana Drillmec en 2016.

El Directorio de YPFB instruyó el viernes remitir a la Contraloría del Estado el informe de Transparencia para una evaluación y establecerá si hubo irregularidades en el proceso de adjudicación para la compra de taladros.

"Hay que ajustar con más fuerza, con más drasticidad la lucha contra la corrupción, porque ese es el mandato del presidente y esa es la convicción que tiene para que este proceso revolucionario de un salto cualitativo, no solo en lo económico, en lo social, en lo cultural, sino también en lo moral", enfatizó Novillo.

El jefe de la Unidad de Transparencia del Ministerio de Hidrocarburos dejó establecido que seguirá investigando las denuncias contra autoridades y funcionarios por supuestos ilícitos e irregularidades en las inversiones que realiza el Estado en el sector de hidrocarburos y energía.

"Que los compañeros patriotas de YPFB nos hagan llegar sus denuncias, porque ellos tienen la posibilidad de hacer un autocontrol interno (...). A eso compañeros patriotas los vamos apoyar, los felicitamos porque son compañeros que están contribuyendo y aportando a la lucha contra la corrupción", remarcó.