Hangzhou, China. La policía de la provincia de Zhejiang, este de China, resolvió el mayor caso de banca clandestina del país, a través del cual se realizaron transacciones por 410.000 millones de yuanes (US$64.000 millones), dijo este jueves el Ministerio de Seguridad Pública.

Cien sospechosos de ocho bandas han sido detenidos desde que la policía comenzó la investigación en septiembre del año pasado.

La policía dice que las bandas estaban unidas por un cabecilla, Zhao, quien operaba decenas de empresas fantasma en Hong Kong. Las compañías estaban involucradas en transacciones con divisas y en lavado de dinero.

En diciembre de 2014, se emitieron órdenes de arresto contra 56 sospechosos y se congelaron más de 3.000 cuentas bancarias. La policía requirió cerca de un año para revisar más de 1,3 millones de transacciones sospechosas.

Un jefe de la banda, Yang, dijo a Xinhua que muchos clientes deseaban evitar la estricta supervisión de China sobre el tipo de cambio. La banda pudo haber ganado más de 50.000 yuanes diarios con esas transacciones.

China ha enfrentado un problema "cada vez más arduo y complicado" con instituciones financieras no autorizadas que se usan con frecuencia para lavar dinero obtenido de la corrupción, de juegos en línea y de fraudes, dijo el ministerio en septiembre.

La policía ha cerrado 37 bancos de ese tipo desde agosto, dijo el ministerio.

También hoy, la policía de la provincia de Guangdong, sur de China, dijo que desarticuló a principios de este mes 10 bancos no autorizados, los que llevaron a cabo transacciones ilegales por 51.600 millones de yuanes.