México recibió entre enero y noviembre del año pasado 17.445,9 millones en divisas turísticas, un incremento de 10,3%, respecto a igual periodo del 2015, con lo cual el indicador retoma el ritmo de crecimiento superior a los dos dígitos (hasta octubre, creció 10% y, hasta septiembre, 9,6%), de acuerdo con cifras del Banco de México.

Sin embargo, en llegada de turistas internacionales, ha perdido dinamismo. En los 11 meses referidos, sumó 31 millones 84.370 personas, 8,8% más que el año previo, lo que significa que para alcanzar la meta de 35 millones, estimada por el secretario de Turismo, Enrique de la Madrid, para subir del sitio nueve al ocho en el ranking de países receptores de la Organización Mundial de Turismo (OMT), en diciembre se debió haber registrado la histórica cifra de 3,9 millones de visitantes.

Entre enero y octubre del 2016 el arribo de turistas internacionales creció 9,2%, y la baja a 8,8% es resultado de la disminución observada en noviembre: durante ese mes del 2016, sumaron 2 millones 932.686; en el 2015, 2 millones 795.430, y, en el 2014, 2 millones 553.679, lo que significa que el año pasado se incrementaron 4,9%, mientras que la cifra previa fue de 9,5%.

Como resultado de una mayor captación de divisas, el gasto medio en los 111 meses del 2015 se incrementó 2,3%, al pasar de US$493,12 a US$504,42, y también repuntó ligeramente luego de 1,9% que tenía hasta el tercer trimestre de ese año.

La mejora fue impulsada por la derrama generada por los turistas de internación, al pasar de US$832,66 a US$835,30 (0.3% más), aunque el otro subsegmento, los turistas fronterizos, cayó 7,1%.

Para lograr mejores resultados en el sector, este viernes la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) entregará a Enrique de la Madrid el estudio sobre políticas de turismo en México.