Cuba espera aumentar en 20% su producción azucarera

Cuba

Según el diario Granma, los cálculos de la entitad prevén uno de los dos mejores desempeños de los últimos 22 años en cuanto a rendimiento cañero, mientras que la producción de azúcar "podría alcanzar la mejor plaza de las nueve zafras postreras".

Según el vicepresidente de Azcuba, Wilson Morell, ya fueron importadas 27 cosechadoras y se espera incrementarlas a 100 este año.

  • Dom, 10/21/2012 - 12:56

Cuba espera aumentar en  20% la producción de azúcar en la próxima cosecha 2012-2013 en la que deberá haber un mayor rendimiento de la caña, informó un directivo de esa industria en la isla.

El especialista del estatal Grupo Empresarial Azcuba, Liobel Pérez, dijo que entre los días 10 y 20 de noviembre arrancará la molienda de la caña de azúcar en dos centrales, uno de la oriental provincia de Guantánamo y otro de Matanzas, en el occidente de la isla.

El funcionario de Azcuba informó que en diciembre se sumarán a la cosecha 24 fábricas, en enero se incorporarán otras 21 y en febrero las últimas tres que son sometidas a reparaciones con la instalación de nuevas calderas para la generación de mayor cantidad de energía y de tanques para el almacenamiento de mieles, de azúcar y de bagazo.

Según el diario Granma, los cálculos de la entitad prevén uno de los dos mejores desempeños de los últimos 22 años en cuanto a rendimiento cañero, mientras que la producción de azúcar "podría alcanzar la mejor plaza de las nueve zafras postreras".

A lo anterior se añade la reincorporación a la molienda de cuatro fábricas inactivas por años en la zona central del país, con lo que sumarán 50 en actividad en la isla, donde las autoridades buscan revitalizar el sector.

En la zafra 2011-2012, Cuba logró la mejor cosecha de los últimos ocho años, al crecer la producción de azúcar en 16% y disminuir el costo de la tonelada, aunque los resultados quedaron por debajo de lo esperado.

Azcuba tiene previsto que  91% de los cortes de caña sean mecanizados en la próxima zafra, con el empleo de modernas cortadoras de tecnología brasileña y tractores de mediana potencia para la preparación de tierras y la siembra.

Según el vicepresidente de Azcuba, Wilson Morell, ya fueron importadas 27 cosechadoras y se espera incrementarlas a 100 este año,y de acuerdo con versiones de prensa, los equipos proceden de Brasil, que acaba de otorgar a Cuba un crédito de US$200 millones para maquinaria agrícola.

La pasada cosecha de azúcar en la isla, donde operaron 46 de las 56 plantas disponibles, superó en  16% la anterior, pero los resultados fueron modestos e insuficientes, por averías, insuficiente aprovechamiento de la capacidad instalada y bajo rendimiento industrial, según reportes oficiales.

Ahora, Azcuba prevé aumentar los rendimientos agrícolas y de las zonas bajo riego, la renovación de las áreas y del parque, el empleo de técnicas para incentivar la calidad y frescura de la caña, el perfeccionamiento de los servicios a los productores y el mejoramiento de los sistemas de pago.

La empresa prevé poner a funcionar otras diez fábricas hasta 2015, modernizar la tecnología, mejorar los rendimientos y los sistemas de pago de la caña y aplicar mecanismos de gestión eficiente que le permitan autofinanciarse.

La industria azucarera, considerada en otros tiempos como "la locomotora económica del país", cayó a su nivel más bajo en 105 años durante la cosecha 2009-2010, cuando se registró una producción de apenas 1,1 millones de toneladas.

Cuba produjo ocho millones de toneladas de azúcar sin refinar en 1990, pero con la desaparición de la Unión Soviética, su principal socio comercial, disminuyeron los rendimientos hasta tocar fondo en la cosecha 2009-2010 que fue la más baja en un siglo.

En la actualidad, la isla produce unos 1,5 millones de toneladas anuales. A inicios de agosto del pasado año, en una sesión parlamentaria que analizó la situación de la economía en los primeros seis meses del 2011, el presidente Castro dijo que se logró detener "el deterioro de la producción de azúcar".

Atraído por los altos precios en el mercado internacional y por la necesidad de aumentar la producción, el gobierno cubano transformó a fines del pasado año el ministerio del Azúcar en el Grupo Empresarial Azucuba, que permitió reducir la plantilla en 45%.

Azucuba asumió en octubre del pasado año las atribuciones del disuelto ministerio y ahora administra a 13 empresas, 56 fábricas y unas 850 fincas productoras de caña. Entre 2002 y 2004, Cuba redujo el número de sus refinerías azucareras de 156 a 61, eliminó más de 100.000 plazas de trabajo y disminuyó la superficie de cultivo de dos millones de hectáreas a unas 750.000.

autor

Xinhua

Comentarios