Ecuador: alto precio del oro frena producción de joyas de oro en Azuay

Ecuador

Frente a la subida del precio del oro, los orfebres plantean la compra directa a los mineros, sin intermediarios. También, reconsiderar que la venta del oro a los artesanos esté exenta del pago de impuestos, porque eso eleva el costo del producto final.

A los orfebres, además del precio del metal también les golpea la competencia de otros países como Italia, Perú, Estados Unidos y Panamá, debido a sus mejores acabados y piedras, por lo que alcanzar esa calidad sería muy costoso.

  • Lun, 09/12/2011 - 16:50

La acelerada subida del precio del oro, que la semana pasada bordeaba los US$42 el gramo de 18 quilates sin impuestos, ha provocado que los orfebres del Azuay disminuyan su producción de joyas con este metal, en aproximadamente 70%.

En el cantón azuayo de Chordeleg, conocido como Chorro de oro, a 42 kilómetros de Cuenca, una serie de letreros al ingreso evidencian la fuerte actividad joyera a la que se dedican unos 150 artesanos, de ellos solo la sexta parte mantiene el trabajo exclusivo con oro.

Entre ellos está Bolívar Piña, orfebre con 26 años en la joyería, quien tuvo que despedir a sus dos operarios, porque los pedidos de joyas de oro disminuyeron en el 80%. “De diez pulseras que me solicitaban, ahora me piden dos”, comentó.

“Hace dos años y medio semanalmente trabajaba 800 gramos de oro ahora solo alcanzamos un promedio de 200 gramos”, acotó.

Con la finalidad de no abandonar la tradicional actividad, hay artesanos que producen joyas en plata o en metal de cobre y bronce, que luego serán bañadas en oro, para ofrecer a los turistas opciones económicas.

Hugo Gómez Marín es un emigrante que retornó hace once años a su cantón; trajo consigo herramientas con mejor tecnología, además del conocimiento adquirido en el extranjero; lo que le permite ser considerado como uno de los mejores colocadores de piedras.

Gómez trabaja en oro solo bajo pedido y con el 50% del valor de la pieza de anticipo, a diferencia de hace un año cuando era rentable esa actividad. Ahora, él junto a sus dos hijas elaboran también joyas en plata.

A los orfebres, además del precio del metal también les golpea la competencia de otros países como Italia, Perú, Estados Unidos y Panamá, debido a sus mejores acabados y piedras, por lo que alcanzar esa calidad sería muy costoso.

Los turistas aducen que por la situación económica y la inseguridad para lucir una joya de oro se limitan en comprarlas, por ello la tendencia desde hace unos tres meses es que se hacen pedidos de barras de oro desde los diez gramos, para guardarlos como patrimonio o inversión, indicó Patricia Orellana del taller Zhiro Gallo.

Para Napoleón González, presidente del gremio, si bien hay mayor demanda de plata el precio también va en aumento de 60 centavos de dólar el gramo hace un año y medio, ahora el valor es de $ 1,35.

Frente a la subida del precio del oro, plantean la compra directa a los mineros, sin intermediarios. También, reconsiderar que la venta del oro a los artesanos esté exenta del pago de impuestos, porque eso eleva el costo del producto final. Estos pedidos los hicieron al vicepresidente Lenin Moreno cuando hizo el enlace sabatino en este lugar, el mes pasado.

La situación se repite en Cuenca, donde incluso pequeños talleres artesanales cerraron por falta de trabajo, según Fausto Barrera, dirigente de la Asociación de Joyeros del Azuay (AJA).

“En nuestros catastros se registraban más de 300 talleres, pero sabemos que el 20% cerró y otro porcentaje similar se fusionó, los maestros ahora son taxistas, guardias de seguridad o comerciantes”, dice.

Barrera asegura que desde hace cuatro años, hasta la fecha se dejó de producir el 80% de joyas en oro. Le atribuye también el decrecimiento de la producción a la inseguridad ciudadana. Otro factor que refiere como causa de la baja demanda de la joyería en oro es la falta de remesas de los migrantes ecuatorianos en el exterior.

autor

El Universo.com

Comentarios