Unos US$251,5 millones se prevé invertir en el 2017, en dos de los tres puertos que el Gobierno concesionó en el 2016.

Será en el puerto de Aguas Profundas de Posorja (Guayas), de la empresa dubaití DP World, y el de Manta (Manabí) a cargo de la chilena Agunsa.

Ambas terminales suponen una inversión total de US$1.377 millones, por 50 años la de Posorja, y 40 la de Manta.

La terminal de Puerto Bolívar también fue concesionada, a la empresa turca Yilport por US$750 millones; sin embargo, se comunicó que los ejecutivos estaban fuera del país y no podían brindar información sobre el monto que se destinará de la inversión para 2017.

En Manta, para este año, se prevé una inversión de US$1,5 millones para la construcción de una terminal de pasajeros de cruceros, una obra que no estaba prevista en la propuesta original, pero fue incluida por la firma chilena, según el vocero Roberto Barriga.

Esta inversión es parte de la primera fase del proyecto que durará unos 9 años, en la que se invertirán unos $ 66 millones, sostuvo José Miguel García, gerente general de la Autoridad Portuaria de Manta.

Esta fase se divide en tres subfases. La 1A es la correspondiente a la terminal de pasajeros. La 1B a los estudios para realizar el dragado y 1C es la ampliación de 200 a 300 metros del muelle.

Para Posorja, DP World informó a este Diario que se prevé invertir alrededor de US$250 millones en 2017.

La firma dubaití señaló que en 2016 ya avanzaron en el proyecto con la contratación del estudio batimétrico y geotécnico para el dragado del nuevo canal de acceso y la contratación de la empresa que diseñará el nuevo canal de acceso y la simulación de navegación en tiempo real.

Además, a inicios de diciembre se adjudicó la carretera de Playas a la terminal de Posorja, vía El Morro.

En un recorrido realizado por este Diario en El Morro y Posorja se constató el trabajo en varios tramos de lo que será la nueva vía, ubicada paralelamente a una existente de 10 kms que conecta a El Morro con Posorja.

Es visible el movimiento de tierra cerca al cerro del Muerto, donde se inicia el tramo El Morro-Posorja. Sin embargo, la obra está paralizada.

Jaime Aragonez, presidente de la Junta Parroquial de El Morro, confirmó que existen observaciones de los propietarios de tierras sobre el proceso de expropiación.

Extraoficialmente se conoció que el proceso busca expropiar alrededor de 2 mil hectáreas, no solo destinadas para la carretera, sino para el desarrollo de zonas industriales.

Guillermo Borbor, jefe del Cuerpo de Bomberos de Playas, es uno de los dueños de tierras. Asegura que son alrededor de 80 personas que no están de acuerdo con el valor que se les quiere pagar por metro que, según él, es $ 0,30.

Borbor señaló que el proceso de expropiación se trata con el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) y no con DP Word, lo que fue confirmado por la firma dubaití.

Se solicitó información sobre las concesiones de los puertos al MTOP, pero señalaron que es competencia de la Subsecretaría de Puertos y Transporte Marítimo y Fluvial, entidad a la que se le remitió consultas sobre el caso de Posorja el 23 de diciembre, pero no se recibieron las respuestas. (I)