Las 19 empresas que ganaron un contrato de licencia para exploración y producción de hidrocarburos en campos terrestres mexicanos, dentro de la tercera licitación de la Ronda Uno, y que presentaron sus garantías a tiempo ante la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), invertirán poco más de US$325 millones en sus planes de evaluación y desarrollo de los campos, que durarán entre uno y tres años.

En tanto, las seis empresas que firmaron los contratos tras haber quedado en segundo lugar, luego de que quienes ganaron la licitación no presentaron suficientes pruebas de solvencia económica, todavía están en el proceso de análisis de sus inversiones, ya que al no firmar al mismo tiempo que el resto de los ganadores, obtuvieron una prórroga para la presentación de sus planes.

De los planes aprobados por el órgano de gobierno de la CNH, todas las firmas presentaron planes de evaluación en los cuales se invertirá un total de US$216,6 millones. En tanto, los planes de desarrollo en 13 de estos campos traerán inversiones de US$108,4 millones.

De los planes aprobados por el órgano de gobierno de la CNH, todas las firmas presentaron planes de evaluación en los cuales se invertirá un total de US$216,6 millones. En tanto, los planes de desarrollo en 13 de estos campos traerán inversiones de US$108,4 millones.

La empresa que comprometió un mayor volumen de inversiones fue Servicios de Extracción Petrolera Lifting en el área 7, Cuichapa Poniente, que tiene 41,5 kilómetros cuadrados y 324 millones de barriles como reservas remanentes de petróleo y gas con líquidos, con lo que fue el segundo campo con más recursos de la licitación, ubicado en Veracruz.

Ahí, la mexicana realizará 16 reparaciones menores a pozos existentes sin ninguna perforación porque el área tiene 253 pozos de los cuales 88 están cerrados con posibilidades de reactivación. En 22 meses que comprenden la etapa de evaluación y desarrollo, la contratista invertirá poco más de 68 millones de dólares con el objetivo de llegar a una producción de 4 millones de pies cúbicos de gas y 860 barriles de crudo diarios por día, partiendo de cero.

Inversiones en desarrollo. El otro gran inversionista será la empresa Mayacaste Oil and Gas, constituida por la contratista de Petróleos Mexicanos, Grupo Diarqco, que tan sólo en la evaluación comprometió US$52,17 millones para perforar dos pozos que serán 2 kilómetros menos profundos que el ya existente de 6 kilómetros en esta área que tiene una superficie de 21.8 kilómetros cuadrados en Tabasco, donde buscará reservas, a pesar de que las probadas existentes son de 3,7 millones de barriles.

Finalmente, quien mayores inversiones comprometió únicamente en el desarrollo del campo fue Consorcio Petrolero 5M del Golfo (constituida por Sistemas Integrales de Compresión en consorcio con Nuvoil y Constructora Marusa), que en el área 2, Benavides-Primavera, invertirá US$34.327 millones (junto con la evaluación del primer año) para la extracción principalmente de gas en este campo que tiene un volumen remanente de 15.6 millones de barriles de petróleo crudo equivalente.