El grupo aeroespacial Airbus reportó el miércoles un alza del 8% en sus entregas de aviones el año pasado, un récord que le llevó a superar sus propias estimaciones por un cómodo margen, al tiempo que anunció un reciente aumento de sus órdenes hasta ubicarse por encima de los pedidos de su rival Boeing.

Tras confirmar las proyecciones divulgadas por Reuters, el fabricante de aviones europeos dijo que entregó 688 aeronaves en el 2016, en comparación con la previsión oficial de la compañía de más de 650 y la meta fijada por el director financiero de más de 670 aviones.

Las entregas repuntaron hacia el final del año luego de problemas con la cadena de proveedores, aunque el presidente de fabricación de aviones de Airbus, Fabrice Bregier, dijo en rueda de prensa que no espera batir otro récord en el 2017 porque los niveles de producción se han ralentizado.

Para este año, Airbus dijo que espera entregar 700 aeronaves.

De todas formas, en cuanto a las entregas Airbus aún sigue por detrás del primer mayor fabricante de aviones del mundo, Boeing, aunque anotó otra victoria en la contienda por nuevos negocios tras registrar 731 órdenes netas en 2016.

Boeing entregó 748 aeronaves y recibió 668 órdenes netas el año pasado.

El incremento de las órdenes de Airbus incluyó 98 aeronaves vendidas a Irán, que recibirá el primer avión de esta operación más tarde el miércoles.

También incluyó más de 100 órdenes de clientes no identificados, que fuentes de la industria han vinculado a la aerolínea saudí Flynas y a la unidad de arriendo de naves de Bank of Communications de China.

Aún así, el aumento de las ventas de Airbus y Boeing no logró evitar que el ratio combinado de reserva y facturación de las dos compañías cayera bajo el 1% por primera vez desde el 2009, lo que acentúa los retrasos en las entregas de aviones en la industria, en medio de las preocupaciones por la economía.