La competencia en el mercado de venta de combustibles en estaciones de servicio aumentará en el país a partir del segundo semestre de este año con la llegada de dos de las empresas más grandes del mundo: Shell y ExxonMobil, que se sumarán a las ocho marcas existentes y a las poco más de 11.000 estaciones que todavía operan bajo la franquicia de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Murray R. Fonseca, director de Desarrollo de Negocios Retail de Shell México, detalló a El Economista que la anglo-holandesa abrirá su primera estación expendedora de combustible antes de que concluya el año en el Valle de México y que en máximo cinco años pretende participar de forma integrada —desde la importación de combustibles de alguna de sus 139 refinerías en el mundo, pasando por el transporte y almacenamiento propios, hasta la venta al cliente— en el mercado gasolinero del país.

Shell buscará diferenciarse por la marca de sus gasolinas con dos productos: V-Power, que utilizan los Ferrari de la Fórmula 1, y Súper, que cuenta con una aditivación única. Por tanto, será la composición de sus gasolinas y el enriquecimiento que se les dé, y no su octanaje lo que distinguirá a los productos de Shell.

“Aún así, venderemos a precios competitivos, eso es lo que hacemos en todos los mercados donde tenemos presencia en el mundo”, dijo el directivo.

Shell tiene una estrategia de ir del centro a la periferia del país con establecimientos, que tendrán una tienda de conveniencia de la marca Shell. Para la primera gasolinera en el Valle de México todavía evalúan 10 ubicaciones entre las que hay tanto nuevas instalaciones como conversiones de gasolineras de la marca Pemex.

ExxonMobil. La estadounidense ExxonMobil anunció sus planes para entrar al mercado mexicano de combustibles con sus estaciones de servicio marca Mobil y su línea de productos a base de gasolina y diesel con el sello Synergy.

La compañía planea abrir su primera estación de servicio en la región central de México durante el segundo semestre del 2017 y, posteriormente, inaugurará más establecimientos en el transcurso del año, aseguró la empresa.

ExxonMobil prevé una inversión de aproximadamente 300 millones de dólares durante la próxima década en logística, productos y mercadotecnia; con el fin de otorgar un suministro confiable y productos de alta calidad para los segmentos de mayoreo, menudeo, industrial y comercial.

“La reciente reforma energética presenta una oportunidad única en el mercado mexicano para ayudar a satisfacer la creciente demanda de combustibles y un servicio más competitivo”, mencionó Martin Proske, director de Combustibles ExxonMobil México.

La línea de productos Synergy incluye la fórmula de combustible más avanzada de la compañía. Sus ingredientes incrementan el poder de limpieza del motor, lo cual mejora el desempeño y la capacidad de respuesta del mismo y optimiza el rendimiento del combustible. Los productos Mobil se comercializarán en México bajo los nombres de: Mobil Synergy Extra, Mobil Synergy Supreme+ y Mobil Synergy Diesel. ExxonMobil ha mantenido su presencia en México por más de 130 años con otros negocios en el país, incluyendo químicos, lubricantes de la marca Mobil —y más recientemente, en el sector de exploración de petróleo y gas— en los cuales, la compañía anticipa un crecimiento continuo. ExxonMobil es uno de los líderes en el sector a nivel mundial con más de 26,000 estaciones en 35 países.

Nuevas marcas en México:

* Eco Gasolineras: con una decena de estaciones de servicio en la península de Baja California y el Pacífico.

* Hidrosina: el grupo gasolinero más grande del país, con 200 estaciones de servicio, ha cambiado la facia de Pemex a una propia de otra decena de establecimientos.

*Petro 7: el grupo que opera también las tiendas de conveniencia Seven Eleven inició el cambio de marca en Nuevo León y Tamaulipas en el 2015.

*OxxoGas: de Grupo FEMSA comenzó la operación de estaciones de servicio en Monterrey en el 2016.

*Combured: con operaciones en San Luis Potosí, el grupo mexicano expandirá sus operaciones a Guanajuato y Nuevo León en el corto plazo.

*BP: en marzo pasado, la británica arrancó operaciones en Satélite, Estado de México, y pretende abrir 1,500 establecimientos en cinco años.

*La Gas: con presencia en la Península de Yucatán, cinco grupos de gasolineras tienen 600 estaciones que pueden cambiar de facia.

*Nexum: el grupo mexicano distribuidor de combustibles desde hace 40 años, inició con los cambios de facia del Golfo al centro del país en el 2015.