Washington. El diario Wall Street Journal confirmó lo que era un rumor que corría con demasiada fuerza en el mercado, la empresa Blockbuster, otrora gigante en el arriendo de películas, plantea buscar un comprador para vender sus papeles.

La empresa pidió autorización al juez que manejo su proceso de convocatoria de acreedores.

La idea es poner a la venta su propiedad luego del desplome vivido debido al impacto de la piratería  de película por internet.

Entre los posibles interesados en la cadena figuran fondos de inversión y el multimillonario Carl Icahnl, señala la agencia Infobae.

El precio de venta rondaría los U$S300 millones más la deuda.

En América Latina, algunos de sus locales franquiciados cerraron sus puertas a la espera de una solución en la sede central.