México. La fabricante automotriz estadounidense Ford "no ha abandonado" México, y muestra de ello son las dos plantas que abrirá este año, dijo Gabriel López, presidente y director general de la compañía en el país, en un comunicado divulgado hoy.

     El ejecutivo señaló que Ford invirtió US$2.500 millones en las instalaciones de Chihuahua (Chihuahua) e Irapuato (Guanajuato), que permitirán 170.000 metros cuadrados adicionales de producción, así como la generación de más de 3.000 empleos.

     López detalló que en Irapuato se producirán y exportarán transmisiones a Estados Unidos, China, India y Europa, además de suministrar productos a las plantas de Ford en Hermosillo (Sonora) y Cuautitlán (Estado de México).

López dijo que los planes de negocio de Ford "continúan" en México, al tiempo que expresó que la decisión de cancelar la planta en San Luis Potosí obedeció a un cambio en las preferencias del consumidor estadounidense.

     En la planta de Chihuahua se van a fabricar motores a diésel, agregó el directivo en una reunión con medios de comunicación que sostuvo posterior al evento conmemorativo de los 50 años del Comité Cívico Ford, realizado la víspera por la noche.

     El pasado 3 de enero, aún siendo presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump amenazó, a través de su cuenta en la red social Twitter, con imponer un "gran impuesto fronterizo" a la automotriz General Motors (GM) si fabricaba su modelo Chevy Cruze en México.

     Al día siguiente, Ford anunció que suspendería una inversión en el estado mexicano de San Luis Potosí (centro) por US$1.600 millones.

     Al respecto, López dijo que los planes de negocio de Ford "continúan" en México, al tiempo que expresó que la decisión de cancelar la planta en San Luis Potosí obedeció a un cambio en las preferencias del consumidor estadounidense.

     En estas instalaciones se haría el modelo Focus, que pertenece al segmento de los automóviles compactos, del cual los consumidores han disminuido su interés porque en Estados Unidos el costo de la gasolina se mantiene barato y prefieren vehículos más grandes.

     "Ante tales condiciones era muy probable que esta planta estuviera a la mitad de su capacidad de producción y por ello procedió la cancelación del proyecto. La decisión de cerrar la plata fue la correcta para los accionistas, pero no responde a cuestiones políticas", enfatizó.

     López destacó que Ford en México cuenta con cuatro plantas con 9.000 empleados y 125 distribuidoras que dan trabajo a un promedio de 100 personas, cada una.

     Ford es la fabricante estadounidense con 91 años de presencia en México y sus ventas anuales oscilan en los US$12.000 millones.