Chilena Sigdo Koppers y peruana Breca adquirirán mayor firma brasileña de explosivos

Brasil, Chile, Perú

Se trata de IBQ Industrias Químicas (Britanite), que pertenece al grupo CR Almeida, el que mantendrá una participación accionaria de 33%.

Se trata de IBQ Industrias Químicas (Britanite), que pertenece al grupo CR Almeida, el que mantendrá una participación accionaria de 33%.

  • Vie, 03/30/2012 - 19:25

El grupo Sigdo Koppers S.A., y Breca, el grupo empresarial peruano liderado por la familia Brescia, a través de sus respectivas filiales Enaex y Exsa, acordaron la adquisición, por partes iguales, de dos tercios de la firma brasileña IBQ Industrias Químicas (Britanite).

La operación representa un monto total de US$120 millones (equivalentes a R$219.200.000), según se informó a través de un hecho esencial enviado a la Superintendencia de Valores y Seguros.

La transacción, que valoriza la compañía en unos US$200 millones, contó con el apoyo de Merrill Lynch (del Bank of America) como asesor financiero.

Britanite pertenece al grupo CR Almeida –que mantendrá un 33% de su propiedad- y es la mayor empresa del mercado brasileño en el negocio de la
fabricación y comercialización de explosivos civiles y sistemas de iniciación, así como en la provisión de servicios de fragmentación de roca.

Con sede en de Curitiba y con presencia en más de 10 estados en todo Brasil, la compañía registra ventas anuales por unos US$150 millones, posee cerca de 1.000 trabajadores y más del 40% del mercado de explosivos civiles, que incluye las áreas de minería, obras civiles y canteras.

Esta adquisición responde al interés de Enaex por abordar el importante potencial de desarrollo que presenta el mercado brasileño, posicionándose como uno de los mayores proveedores de productos y servicios de tronadura en la región.

Asimismo, permitirá avanzar en el desarrollo e intercambio de nuevas tecnologías, favoreciendo el crecimiento de estas empresas.

Brasil es el tercer mercado de productos y servicios de fragmentación de rocas más importante de la región, con un fuerte crecimiento proyectado, asociado al desarrollo de nuevos proyectos en ese país derivados de la gran expansión en minería y construcción, así como eventos como el próximo Mundial de Fútbol (2014) y los Juegos Olímpicos (2016).

El presidente ejecutivo de Sigdo Koppers, Juan Eduardo Errázuriz, destacó que “esta operación se enmarca dentro del proceso estratégico definido por el grupo, de potenciar su participación en las áreas de servicios a la minería e industria, consolidándose como una firma global en esos ámbitos”.

Por su parte, el gerente general de Enaex, Juan Andrés Errázuriz, detalló que “el ingreso al mercado brasileño abre enormes oportunidades de crecimiento para nuestra empresa, clientes, accionistas y trabajadores”.

Sigdo Koppers ha definido como objetivo estratégico aumentar su participación en las áreas de servicios a la minería e industria, consolidándose como una firma proveedora de servicios y productos a la minería e industria. En este sentido, el grupo ya ha dado pasos importantes, tanto en Chile como en la región.

Entre los recientes negocios del grupo, destacan la compra de la empresa de origen belga Magotteaux, que alcanzó a los US$790 millones, y que sitúa
a Sigdo Koppers como un proveedor internacional de servicios a la minería e industria. También son relevantes la adquisición de Sabo Chile, empresa orientada a la producción de bolas de molienda forjadas, y la reciente compra del 70% de la propiedad de la constructora Comsa.

Enaex S.A., -controlada por el grupo Sigdo Koppers, cuenta con más 90 años en el mercado chileno, se ha consolidado como la empresa productora de
nitrato de amonio, explosivos para la minería y prestadora de servicios integrales de fragmentación de roca más importante de Chile y Latinoamérica.

La compañía mantiene en forma directa o a través del suministro de sus productos vía terceros, una amplia cartera de contratos con las principales mineras a cielo abierto y subterráneas que operan en Chile y Argentina, tales como Antofagasta Minerales, Barrick, Angloamerican, Codelco, BHP, KGHM Polska Miedz, entre otras, además de exportar sus productos a más de 40 países en el mundo. En 2011, Enaex registró ventas anuales por US$575 millones.

Por su parte, Exsa S.A., tiene 60 años de experiencia en la fabricación y comercialización de explosivos civiles, accesorios y servicios para voladura en el
mercado peruano. Exsa es controlada por Breca –el grupo empresarial peruano liderado por la familia Brescia- y posee tecnología propia patentada para la fabricación de explosivos civiles, con exportaciones a más de 10 países en el mundo con ventas, durante el año 2011, cercanas a US$120 millones.

IBQ Indústrias Químicas S.A. (Britanite) Fundada en 1961, IBQ Industrias Químicas S.A. (Britanite) es una empresa que fabrica explosivos y accesorios de tronadura con un portafolio de más de 300 productos y otorga servicios de fragmentación de rocas a diversas empresas mineras y de obras civiles

Con vocación pionera, la empresa siempre ha invertido en nuevas tecnologías y en el desarrollo de servicios personalizados para sus clientes, lo que hoy le garantiza una posición de liderazgo en el mercado brasileño de explosivos civiles y en la prestación de servicios de fragmentación de rocas.

En 1968 Britanite pasó a formar parte del Grupo CR Almeida, el cual participa en los sectores de Ingeniería y Construcciones, Industria Química y Concesiones de Servicios Públicos y Logística.

Durante la construcción de Itaipú, la represa más grande del mundo, en los años 70, IBQ Industrias Químicas S.A. (Britanite) fue la principal proveedora de explosivos para el desvío del Río Paraná, un hecho que proyectó su imagen en el mercado nacional e internacional.

En 1986, con la expansión de sus actividades, Britanite adquirió la división de explosivos de Dupont del Brasil. Desde entonces, la empresa nunca ha dejado de invertir en su parque industrial, en el desarrollo de su cuerpo técnico y en la reformulación de su proceso de gestión, aumentando su participación en los mercados internos y externos.

autor

AméricaEconomía.com

Comentarios