La empresa italiana Drillmec reveló que el presidente de la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Guillermo Achá, fue quien dio luz verde a la fabricación de tres taladros para esa empresa, en un proceso que ahora el Gobierno identificó como irregular, por lo que presentó una denuncia ante la Fiscalía General del Estado.

Mediante un comunicado público, la firma defendió la legalidad y transparencia en el proceso de adjudicación de ese contrato y expresó su disposición de coadyuvar en cualquier proceso de investigación.

“Una muestra de esta situación constituye la correcta firma del contrato con YPFB y la posterior orden de proceder, decisión expedida por la Presidencia Ejecutiva y que dio el inicio a la fabricación de los tres equipos requeridos en el marco de un proceso ampliamente verificado y fiscalizado por varias instancias administrativas y legales de la propia empresa estatal petrolera”, afirma Drillmec en parte del comunicado publicado hoy en varios medios de prensa.

Rechaza además “cualquier insinuación o juicio anticipado de actos de corrupción en contra de nuestra empresa o sus ejecutivos” y exhorta al Gobierno “el fiel cumplimiento del contrato y orden de proceder que refrendó la empresa estatal boliviana”.

Arce, por su parte, explicó que Achá no firmó el contrato con Drillmec para la compra de los taladros de perforación, motivo por el que no fue incluido en la nómina de las personas que el martes fueron denunciadas ante el Ministerio Público.

El martes, el ministro de Justicia, Héctor Arce, presentó ante la Fiscalía General del Estado una denuncia contra 16 personas, una de ellas representante de la firma italiana, por la compra irregular de los tres equipos de perforación para YPFB. Demandó además la disolución del contrato.

Los otros 15 acusados son funcionarios de distintas reparticiones de la estatal petrolera y en la lista no se encuentra Achá, aunque ese mismo día Arce sugirió que el titular de YPFB no participe “ni interfiera” en esta investigación que ahora está a cargo del Ministerio Público.

Ayer, en rueda de prensa realizada en Santa Cruz, el fiscal general, Ramiro Guerrero, no descartó que Achá sea convocado en estas investigaciones, ya sea en calidad de testigo o de investigado. “No descartamos a nadie y en ninguna de las calidades, puede ser citado en calidad de investigado en calidad de testigo”, dijo.

Arce, por su parte, explicó que Achá no firmó el contrato con Drillmec para la compra de los taladros de perforación, motivo por el que no fue incluido en la nómina de las personas que el martes fueron denunciadas ante el Ministerio Público.

“El contrato lo firma un representante de Yacimientos, no ha sido el Presidente, es un representante y esas personas están denunciadas”, explicó, según publica hoy La Razón en su edición impresa.

En el comunicado de Drillmec publicado este jueves, la empresa hace conocer que llegó a Bolivia "con buena fe, trayendo tecnología para el beneficio del sector petrolero del país, por lo que espera de la misma manera, bajo el amparo de la ley, sin afectar la seguridad jurídica".