Tras varios años de estudio y análisis, en marzo pasado la eléctrica chilena Colbún dio luz verde al desarrollo del estudio ambiental de lo que será su proyecto hidroeléctrico: el complejo Guaiquivilo Melado.

La eléctrica ligada al grupo Matte decidió seguir avanzando en el desarrollo del complejo hidroeléctrico, que implicará importantes inversiones, pero dichas cifras aún no están confirmadas

La obra principal del proyecto corresponde a la construcción del embalse Guaiquivilo, el cual actúa como embalse de cabecera, regulando los caudales de varias centrales proyectadas.

El complejo original contemplaba la construcción de un grupo centrales de pasada y unidades mini hidro en la cuenca del Maule, que tendrán una capacidad instalada que llegará a los 310 megawatts.

El complejo original contemplaba la construcción de un grupo centrales de pasada y unidades mini hidro en la cuenca del Maule, que tendrán una capacidad instalada que llegará a los 310 megawatts.

Este grupo de centrales será el proyecto quizás de mayor alcance por capacidad instalada, tras el de Angostura (316 megas) acaso uno de los más potentes en que se haya embarcado la eléctrica tras su incursión fallida en HidroAysén, donde la firma ya posee el 49% de la propiedad. El megaproyecto HidroAysén, cuya Resolución de Calificación Ambiental (RCA) fue revocada en 2014 por el Comité de Ministros -cuestión que fue reclamada ante el Tribunal Ambiental- comprendía la construcción de cinco centrales, con una capacidad instalada de 2.750 megawatts.

La decisión de desarrollo de este complejo era una de las metas corporativas que la compañía se había autoimpuesto para este año 2017. Cabe mencionar que en sus estados financieros al primer trimestre, Colbún disminuyó sus ganancias a US$60,5 millones, entre enero y marzo de este año, en relación al mismo periodo durante el 2016.

Cuenca del Maule.- El ex presidente de la eléctrica, Jorge Bernardo Larraín Matte (que dejó su cargo este pasado viernes durante la celebración del 31 aniversario de la compañía) dio algunas pistas sobre la iniciativa en una declaración pública: "Tenemos también una cartera de proyectos hidroeléctricos en distintas fases de desarrollo, que suman aproximadamente 500 MW ubicados principalmente en la cuenca del Maule", aseveró. La expansión de Colbún en la próxima década sumaría unos 1.000 MW en proyectos solo en Chile, entre los cuales también se encuentra la segunda unidad del complejo Santa María (350 MW, carbón) en Coronel; la central hidroeléctrica San Pedro (160 MW); la central La Mina (hidroeléctrica, 34 MW), en plena etapa de construcción, y proyectos de energías renovables no convencionales La empresa también busca y lista sus opciones en Perú y Colombia para expandirse regionalmente.

Finalmente, la compañía energética recientemente finalizó la factibilidad del proyecto de la Cuenca del Maule, correspondiendo ahora la preparación del Estudio de Impacto Ambiental, proceso que se estima demoraría un año calendario.

Consenso social.-  Thomas Keller, gerente general de la eléctrica, aseguró en entrevistas anteriores (El Mercurio): “Colbún lo único que quiere es hacer los proyectos hidroeléctricos. Las razones por las que no los hemos hecho al ritmo que nos hubiese gustado nada tienen que ver con el acaparamiento, sino con dificultades en hacer los proyectos, para obtener las aprobaciones medioambientales y el consenso social necesarios para implementarlos”.

La compañía ya adquirió una central en Perú hace casi un año. ¿Qué más están mirando y porqué es necesaria esa expansión regional? “La internacionalización de Colbún es otro de nuestros ejes estratégicos. Estamos buscando oportunidades fuera de Chile, seguimos con un foco claro en países como Perú y Colombia, pero también estamos empezando a mirar Argentina. Una de las características de ese mercado que lo hace interesante es la apuesta por un cambio en el marco macroeconómico y político-regulatorio, pero también la necesidad objetiva de aumentar la capacidad energética”, enfatizo Keller en una reciente entrevista.

En el portafolio de inversiones se espera llegar a los US$1.800 millones y US$2.100 millones de inversión en proyectos hídricos, los más maduros están en la Región del Maule, la zona donde hace 30 años vio el nacimiento de la misma empresa.