Lluvias retrasan la siembra de maíz en Argentina

Argentina

Hasta este jueves, los agricultores del país austral habían implantado el 31,8% de los 3,4 millones de hectáreas que se destinarían al maíz de uso comercial 2012/13.

Argentina es el segundo mayor proveedor internacional de maíz, pero en la campaña previa su cosecha se vio gravemente recortada por una extensa sequía.

  • Jue, 10/18/2012 - 14:55

Buenos Aires. Las amplias lluvias que se reportaron durante los últimos siete días en áreas agrícolas de Argentina, un gran exportador mundial de alimentos, retrasaron el avance de la siembra de maíz del ciclo 2012/13, dijo el jueves la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

El país sudamericano es el segundo mayor proveedor internacional de maíz, pero en la campaña previa su cosecha se vio gravemente recortada por una extensa sequía como consecuencia del fenómeno climático La Niña.

"La siembra de maíz con destino grano comercial se ha ralentizado a causa de las constantes precipitaciones que se vienen registrando sobre gran parte del área agrícola nacional", dijo la entidad en su reporte semanal de granos.

Hasta el jueves, los agricultores del país austral habían implantado el 31,8% de los 3,4 millones de hectáreas que se destinarían al maíz de uso comercial 2012/13, lo que marca un progreso intersemanal de 6,9 puntos porcentuales y un retraso de 11 puntos respecto del ritmo del ciclo previo.

La Bolsa dijo que la siembra de maíz probablemente sufrirá más demoras, ya que muchos productores priorizarán la siembra de soja -el cultivo estrella del país- y dejarán para fechas tardías parte de la implantación del maíz 2012/13.

En la provincia de La Pampa, ubicada en el corazón agrícola del país, "de darse un clima favorable los próximos días (agricultores) continuarían sumando hectáreas de primera fecha y el resto de la superficie pasaría a fechas tardías en el mes de diciembre", señaló el organismo.

Para esta temporada, las perspectivas de cosecha son optimistas gracias a la prevista llegada del fenómeno El Niño, que es la contracara húmeda de La Niña y suele traer un incremento de las precipitaciones favorable para los cultivos en etapas clave de desarrollo.

El Gobierno argentino estimó la cosecha de maíz 2012/13 en un récord de 24,5 millones de toneladas.

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por su sigla en inglés) calcula que Argentina cosechará 28 millones de toneladas de maíz en la campaña 2012/13.

Trigo y girasol. Las lluvias de la última semana dejaron condiciones muy favorables para el desarrollo del trigo 2012/13 en el oeste y noroeste del núcleo agrícola de Argentina, aunque volvieron a causar inundaciones en algunas zonas agropecuarias, dijo la Bolsa de Cereales.

Sin embargo, los anegamientos se produjeron en regiones de menor relevancia para la producción del cereal, que según la entidad registraría un cosecha de 10,12 millones de toneladas.

Argentina es el sexto proveedor mundial de trigo, cuyo principal destino es su vecino Brasil.

"(Las provincias de) La Pampa y Córdoba mantienen a la fecha óptimas condiciones hídricas, encontrándose actualmente con la posibilidad de lograr elevados potenciales de rinde", dijo la Bolsa en su reporte semanal de cultivos.

En el sudeste y sudoeste de la provincia de Buenos Aires, donde se concentra casi la mitad de los 3,6 millones de hectáreas implantados con trigo, el exceso de agua prácticamente no generó daños a los cultivos, señaló la entidad.

Buenos Aires fue la región más afectada por fuertes lluvias en los últimos meses, con casos de inundaciones en el centro y oeste de la provincia, donde la superficie dedicada al trigo no es tan amplia.

Mientras tanto, la cosecha del cereal ya comenzó en provincias del norte del país.

El Gobierno argentino el jueves estimó la cosecha del trigo 2012/13 en 11,5 millones de toneladas.

Con respecto al girasol 2012/13, la Bolsa dijo que, hasta el jueves, los agricultores argentinos habían sembrado el 37,7% de los 2 millones de hectáreas previstos para la oleaginosa, 6,4 puntos porcentuales por delante de la campaña pasada.

autor

Reuters

Comentarios