La estrategia de marketing y comunicación de las autoridades mexicanas en materia turística ha sido efectiva para mantener el dinamismo del sector a pesar de los brotes de inseguridad en diversos puntos del país, opinó David Scowsill, presidente del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC, por sus siglas en inglés).

“El gobierno ha sido muy cuidadoso de informar con detalle sobre los puntos muy focalizados donde no es conveniente viajar”, indicó el ejecutivo en entrevista para hablar sobre los resultados del nuevo informe 2017 del WTTC sobre el crecimiento global del sector de viajes y turismo.

De acuerdo con el reporte, elaborado por la consultora Oxford Economics, el sector en México tuvo un avance de 3,8% el año pasado, expansión que superó el crecimiento de 3,3% del turismo a nivel mundial.

Scowsill se refirió positivamente a las campañas de marketing y promoción turística implementadas por las autoridades mexicanas, “las cuales muestran una imagen del país que impulsa a los viajeros a visitarlo”.

El año pasado, México creció 8,9% su recepción de viajeros internacionales a 34,96 millones de personas, con lo cual hiló siete años de crecimiento ininterrumpido en dicha variable. En una década, la llegada de turistas se ha expandido 64%, incrementándose en 13,6 millones, de acuerdo con cifras del Banco de México.

En el 2015, nuestro país regresó al top 10 de mayores receptores de turistas, mientras que en el 2016 avanzó al noveno lugar y este año podría darse un nuevo avance al octavo peldaño, gracias a su dinamismo, pero también al previsible retroceso que sufrirá Turquía debido los ataques terroristas de que fue víctima el año pasado y que mermaron la llegada de visitantes.

David Scowsill destacó la resiliencia del sector turismo global que, en el 2016, por sexto año consecutivo creció más aprisa que el resto de la economía “demostrando la solidez del sector y el deseo de la gente por seguir viajando y conociendo nuevos lugares, a pesar de los desafíos políticos y económicos de todo el mundo”.

Destacó que esto es posible debido a que las familias prefieren sacrificar la compra de ciertos satisfactores de la vida cotidiana antes que renunciar al disfrute de sus vacaciones, de acuerdo con los patrones de consumo que ha identificado el WTTC en sus análisis.

A nivel mundial, en el 2016 el sector de viajes y turismo generó uno de cada 10 empleos de la economía y contribuyó directa e indirectamente con 10% del Producto Interno Bruto (PIB). En cifras redondas, generó US$7,6 billones y empleó a 292 millones de personas. En cuanto a México, esta industria tiene un impacto directo e indirecto por 15,1% del PIB, con un stock de 3,8 millones de puestos de trabajo directos y casi de 8 millones al contar a los indirectos, lo cual equivale a 15,9% de las plazas laborales de que se compone la economía mexicana.

“Las perspectivas para el futuro del sector del viaje y el turismo son buenas, pero el sector sigue teniendo que hacer frente a retos. El impacto del terrorismo y el aumento de los populismos constituyen un grave riesgo para la capacidad de la gente de viajar de forma eficiente y segura”, dijo David Scowsill.