Conozca las tendencias del ránking de las 500 mayores empresas de Chile

Latinoamérica, Chile

Esta segunda versión del ránking demuestra que los commodities no son todo para este país. El retail es un sector cada vez más importante en la expansión de su economía.

El mérito de las compañías de comercio minorista es que en los últimos años han tomado la internacionalización como su bandera de crecimiento.

  • Mié, 07/28/2010 - 10:19

Eso de que Chile es un país de puro cobre ya no refleja tanto la realidad empresarial del país. Es cierto, la minería es el sector más grande del país, con ventas por US$44.000 millones, y Codelco continúa ostentando el título de la empresa más grande de Chile. Pero no por mucho. Las empresas de energía y los desarrolladores de retail están ganando cada vez más espacios en el selecto grupo que reúne a las mayores compañías chilenas.

Ésa es una de las conclusiones que se desprenden del análisis del ránking de Las 500 Mayores Empresas de Chile, que por segundo año consecutivo elabora nuestra unidad de estudios, AméricaEconomía Intelligence.

Una radiografía del sector empresarial local llena de datos que incluye no sólo la información de firmas abiertas y estatales, sino también de muchas organizaciones que no tienen obligación de informar, pero que accedieron a entregar sus datos para este ránking, o bien, fueron estimadas por nosotros sobre la base de distintos estudios del mercado.

El hecho es que las distancias entre las empresas este año se acortan si se comparan con la versión anterior de este estudio. Al analizar el ránking que tiene en sus manos se aprecia que sólo US$150 millones son los que separan a la minera estatal Codelco de la N° 2 de la lista, Enersis, mientras que el año anterior la distancia era de casi US$4.000 millones. Un cambio notable.

En 2009, la mayor productora de cobre del mundo bajó sus ventas en 16%, llegando a los US$12.148 millones, y el grupo eléctrico controlado por la italiana Enel aumentó sus ingresos en 13,5%, para alcanzar los US$11.998 millones.

Pero quizá lo que más llama la atención es el ascenso del operador de centros comerciales y supermercados Cencosud, que alcanzó el tercer lugar del ránking con ingresos por nada menos que US$10.518 en 2009, 8% más que en 2008.

Es un excelente ejemplo de lo que ha pasado con el vertiginoso desarrollo del retail chileno durante los últimos años. El rubro ya totaliza ventas por poco más de US$36.000 millones (limpiando de la suma la duplicación de ingresos que produce la presencia de las matrices y sus filiales en el ránking), lo que representa 33% más que el año anterior.

La cifra no está lejos de los US$44.000 millones que facturó en 2009 la minería, el sector líder del país. La diferencia respecto del ránking que presentamos el año pasado es clara: entonces, los ingresos de las extractoras de minerales casi doblaban a los de las compañías de comercio minorista.

El mérito en este cambio es de estas últimas. Se trata de corporaciones altamente competitivas que en los últimos años han tomado la internacionalización como su bandera de crecimiento.

La propia Cencosud tiene operaciones en Brasil, Colombia, Perú y Argentina, aparte de Chile. Falabella, controladora de las grandes tiendas del mismo nombre, la cadena de supermercados Tottus y las tiendas de mejoramiento del hogar Sodimac, está en Argentina, Perú y Colombia. En 2009, aumentó su facturación en 17,5%, alcanzando US$6.959 millones. Con eso, la compañía quedó a una diferencia de apenas US$120 millones de minera Escondida, que en 2009 vendió US$7.071 millones. Un hecho simbólico en el cambio de esta economía tradicionalmente centrada en la explotación y exportación de commodities.

Ripley, la multitienda de la familia Calderón, también vio crecer sus ingresos medidos en dólares estadounidenses, desde US$1.136 en 2008, hasta US$1.753 el año pasado.

A lo anterior se suma que 2009 no fue un buen año para las exportaciones de cobre, el principal producto de las mineras chilenas. Las compañías fueron golpeadas por la caída del precio del metal a nivel internacional, que registró a principios del año pasado su nivel más bajo, para comenzar a recuperarse lentamente durante el resto del año. Eso se tradujo en que los ingresos del sector minero cayeran en más de 11,7% respecto de 2008.

Pero el sector de energía eléctrica no lo ha hecho nada de mal. En 2009 alcanzó ventas por US$33.000 millones en su conjunto y se sitúa en el tercer lugar entre los mayores sectores productivos chilenos. El mayor representante es Enersis, nuevamente una compañía diversificada en el resto de Sudamérica. Un prueba de que la búsqueda de nuevos mercados ha sido la clave para los chilenos.

Las cifras del ránking, en todo caso, están presentadas en dólares de Estados Unidos, usando para la conversión el valor del tipo de cambio del último día de cada año, lo que significa que el efecto de la variación de la moneda está en el ránking. Además, a diferencia de la lista de Las 500 Mayores de América Latina, en el grupo de las 500 chilenas se incluye al sector financiero.

Un año para olvidar. Otro hecho simbólico es que Empresas Copec, el gran grupo forestal-petrolero perteneciente a la familia Angelini que por mucho tiempo fue la empresa privada más grande del país, bajó sus ingresos en 22,3% para llegar a US$9.955 millones y caer 18 puestos en el ránking regional.

Y es que la crisis, al igual que a toda la industria de los commodities, le pegó fuerte a la demanda de madera y celulosa, la principal exportación del conglomerado. El rubro de productos forestales y de madera registró una baja de 23,5% en sus ventas, muy parecida a la caída del sector de la acuicultura (salmones), que ha pasado en los últimos dos años por la crisis más grande de su historia, protagonizada no sólo por la menor demanda de los mercados internacionales, sino también por serios problemas sanitarios.

Más allá de los sectores, la debacle en los mercados internacionales se hizo sentir en el ránking de Las 500 Mayores Empresas de Chile. En 2009, las ventas de las 500 mayores empresas de Chile cayeron 4%, desde US$286.784 millones hasta US$275.171 millones.

Además, la baja de la cifra de ventas de la última empresa de la lista, que el año pasado estaba en US$60 millones y en la nueva versión está en US$50 millones, no es casual: 170 compañías de las 500 mayores de Chile son exportadoras, y 63 de ellas tienen en el comercio exterior más del 80% de sus ingresos. Este grupo registró una merma cercana al 17% en sus ingresos en 2009. La caída se explica no sólo por baja en los precios de los commodities, principal producto de exportación chileno, sino por una clarísima menor demanda por todo tipo de productos en el mundo.

autor

Juan Pablo Rioseco

Ver más columnas del autor

Comentarios