OCDE: las ayudas agrícolas crecieron en 2012 invirtiendo tendencia de últimos años

Global

Aunque la organización detecta que, en general, se ha producido una disminución de las subvenciones vinculadas a la producción, también destaca que cerca de la mitad de las ayudas que se conceden contribuyen a distorsionar el mercado.

El informe analiza la situación en 47 países que representan el 80% de la producción agrícola global, incluida la Unión Europea (UE) como bloque, Estados Unidos, China, Brasil, Chile o México.

  • Mié, 09/18/2013 - 09:30

Bruselas. El nivel de los subsidios agrícolas en las principales economías mundiales creció en 2012, invirtiendo una larga tendencia y poniendo fin al mínimo histórico de 2011, según el informe anual sobre políticas agrarias de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) presentado este miércoles.

Aunque la organización detecta que, en general, se ha producido una disminución de las subvenciones vinculadas a la producción, también destaca que cerca de la mitad de las ayudas que se conceden contribuyen a distorsionar el mercado.

El documento de la OCDE subraya la necesidad de poner fin a las políticas intervencionistas "del pasado" y de evolucionar hacia un sistema que mejore la competencia y permita a los agricultores responder a las señales del mercado.

El informe analiza la situación en 47 países que representan el 80% de la producción agrícola global, incluida la Unión Europea (UE) como bloque, Estados Unidos, China, Brasil, Chile o México.

Los datos revelan que la situación varía mucho entre los países.

En las naciones de la OCDE, los subsidios ascendieron en 2012 a 201.200 millones de euros y representaron el 19% de los ingresos agrícolas (frente al 18% de un año antes).

Los niveles más altos de apoyo se dieron en Noruega (63%), Suiza (57%), Japón (56%) y Corea del Sur (54%), mientras que en el extremo opuesto se situaron Nueva Zelanda (1%), Chile y Australia (3% ambos).

Otros países con un nivel de subvenciones "relativamente bajo" fueron México (12%), Israel (11%) y Estados Unidos (7%).

En la UE, las subvenciones crecieron del 18% al 19%, según el informe, que añade que el acuerdo logrado el pasado junio sobre la reforma de la Política Agrícola Común (PAC) "no representa un gran avance sobre la actual orientación o tamaño del apoyo agrícola en los Veintiocho".

Por otra parte, algunas naciones emergentes que son piezas clave en la agricultura siguieron aumentando los subsidios, como China, donde el porcentaje subió al 17%, Indonesia (21%) o Kazajistán (15%).

No fue sin embargo el caso de Brasil y Sudáfrica, donde los niveles siguieron bajos (5% y 3%, respectivamente).

"En tiempos en que los mercados mundiales de alimentos y productos de primera necesidad están altos y se espera que los precios sigan subiendo, los gobiernos deben comprometerse de manera creíble a una amplia reforma de los subsidios agrícolas", dijo el director de Comercio y Agricultura de la OCDE, Ken Ash.

El análisis pone de relieve que algunos de los mayores aumentos en la ayuda agrícola han tenido lugar en países que han orientado sus políticas a la autosuficiencia.

Según la OCDE, en esos casos "el acceso a los alimentos mejoraría de manera más eficiente mediante la reducción de la pobreza y el desarrollo de redes de seguridad".

A pesar de los progresos en la desvinculación de las ayudas agrícolas y la producción, el informe alerta de que aún hay que avanzar más, ya que muchos de los pagos se basan en criterios históricos o en la superficie "y, como resultado, favorecen a las grandes explotaciones".

autor

EFE

Comentarios