El año de Luis Carlos Sarmiento: los detalles de la última compra del magnate colombiano

Colombia

La adquisición del negocio previsional de BBVA en Colombia consolidó el liderazgo de este banquero en la administración de pensiones en ese país, justo meses antes de asegurarse el control del diario ‘El Tiempo’.

Los rumores indican que el sector financiero de Centroamérica, donde posee el banco BAC, será su principal atención en 2013.

  • Mié, 12/26/2012 - 19:18

En la más absoluta reserva, jugando contra el cierre del año, el banquero Luis Carlos Sarmiento Angulo concretó una adquisición que será estratégica en los próximos años: la compra del 99,9% de la administradora de pensiones Horizonte al banco español BBVA.

Su último gran cheque firmado en 2012 fue por un valor de US$530 millones, lo que equivale a un múltiplo de 10,6 veces sobre las utilidades proyectadas en el año.

La operación, realizada a través de la administradora Porvenir, deja a la Organización Sarmiento Ángulo como la líder en este segmento, con 5,36 millones de clientes, sobrepasando a Protección (propiedad del Grupo Sura), que hasta la semana pasada era el líder con 3,5 millones de afiliados.

“Las operaciones de Horizonte ofrecen una oportunidad de complementariedad que redundará en beneficios para todos sus afiliados y para nuestros clientes en Colombia”, consignó Luis Carlos Sarmiento Gutiérrez, hijo del magnate y presidente del Grupo Aval (el principal conglomerado financiero del país), en el comunicado en el que dio a conocer la transacción.

De esta forma termina un año más que formidable para, según la revista Forbes, el hombre más rico de Colombia, que recordará 2012 como el año en que se aseguró su entrada a los medios de comunicación por la puerta grande: el dominio accionario del diario El Tiempo, el más grande en materia de circulación.

De esa forma, el año que termina le permitió al banquero expandir sus negocios a sectores estratégicos como los medios de comunicación, la comercialización de gas, el hotelero, el constructor y el financiero, el mismo que le permitió acrecentar su fortuna desde los US$1.000 millones registrados por Forbes en 2003 hasta sus actuales US$12.400 millones.

Se trata de un paso que se concretó a finales de marzo pasado, con la adquisición de un paquete equivalente al 55% de las acciones a un holding conformado por el grupo editorial español Planeta y los socios de la petrolera Pacific Rubiales. Aquella adquisición, al igual que la de Horizonte, se hizo en sigilo y algunas fuentes aseguran que su precio ascendió a US$292 millones, o sea, un múltiplo de 11 veces el Ebitda (sus ganancias brutas antes de restarle los gastos financieros).

La operación le permitió quedarse con el 88,37% de la propiedad accionaria, un movimiento de ajedrez que lo dejó en primera plana para adquirir el 11,63% restante, tal como lo hizo dos meses después, a la familia del exministro Abdón Espinosa Valderrama y a los miembros de la familia Santos (fundadores del diario).

El valor de la transacción se perdió en el secretismo, pero todo el país supo que el magnate se consolidó como el dueño de la Casa Editorial El Tiempo, conglomerado que gestiona periódicos, revistas, portales web y un canal de televisión.

Esto disparó los rumores de que Sarmiento iría por más. Como la supuesta compra de la Cadena Caracol —líder en audiencia, según el estudio EGM— al grupo español Prisa; sin embargo, la operación no se ha confirmado.

En 2012, el magnate vio tanto nuevas concreciones como negocios truncados. Del primer grupo sobresale el acuerdo con la cadena hotelera Hyatt, de Estados Unidos, para construir sus dos primeros hoteles en Colombia (se edificarán en Bogotá y Cartagena); pero también tuvo que ver cómo el banco chileno Corpbanca, recién llegado al país, le ganó el pulso por el Helm Bank.

De esa forma, el año que termina le permitió al banquero expandir sus negocios a sectores estratégicos como los medios de comunicación, la comercialización de gas, el hotelero, el constructor y el financiero, el mismo que le permitió acrecentar su fortuna desde los US$1.000 millones registrados por Forbes en 2003 hasta sus actuales US$12.400 millones.

Y en ello solo tuvo que invertir US$1.750 millones. Los rumores indican que el sector financiero de Centroamérica, donde posee el banco BAC, será su principal atención en 2013.

autor

ELESPECTADOR.COM

Comentarios