Río de Janeiro. Petróleo Brasileiro SA calcula que este año invertirá un 30% más en exploración, producción y proyectos de refino, y señaló que los esfuerzos de reducir deuda y conservar liquidez están ayudando a la firma a recuperar capacidad de inversión.

El presidente ejecutivo Pedro Parente dijo a periodistas en un evento en Río de Janeiro que el gasto de capital de Petrobras podría subir a US$19.000 millones en 2017 desde US$14.600 millones en 2016.

Las inversiones podrían mantenerse en torno a esos niveles en los próximos años si la compañía adhiere a firmes lineamientos de fijación de precios del combustible y preserva el efectivo, agregó.

Parente dijo que la política de fijación de precios de los combustibles seguirá estrictamente los lineamientos del mercado y no las instrucciones de la política macroeconómica.

Parente quiere recortar la deuda de US$130.000 millones de Petrobras, acumulada tras años de políticas estatales que complicaron sus finanzas.

El presidente ejecutivo de Petrobras enfrenta obstáculos que van desde la volatilidad de los precios del crudo y un escándalo de corrupción que involucra desvíos de fondos federales, hasta la legalidad de políticas que llevaron a la compañía a entrar en ciclos de bajo rendimiento y pérdida de dinero.

El efectivo actual de cerca de US$22.000 millones al comienzo de esta semana debería bastar para permitirle a la empresa asumir actividades por dos años y medio, dijo el presidente financiero, Ivan Monteiro, durante el mismo evento.

Según Monteiro, las estrategias gerenciales están ayudando a Petrobras a recuperar la confianza de los inversores mundiales y la capacidad de gastar inteligentemente en exploración y producción. El ejecutivo prevé que las calificaciones crediticias de la empresa, actualmente debajo del grado de inversión, subirán al menos una vez antes de fin de este año.

"Nuestra posición financiera y de efectivo es una fuente de tranquilidad por el momento", dijo Monteiro a periodistas.

Parente quiere recortar la deuda de US$130.000 millones de Petrobras, acumulada tras años de políticas estatales que complicaron sus finanzas.

Las acciones preferenciales de Petrobras, los papeles de la compañía más operados en Brasil, caían 0,3% a 15,45 reales el miércoles. En lo que va del año, la acción acumula un alza de casi el 4%.

En septiembre, Petrobras prometió un gasto de capital de US$74.100 millones para el período 2017-2021, frente a la meta de US$98.400 millones del plan previo para el lapso 2015-2019.