Arabia Saudita y Kuwait dieron la señal más clara a la fecha de que la OPEP planea extender a la segunda mitad del año un acuerdo con los productores fuera del grupo para reducir los suministros de petróleo.

El ministro de Energía de Arabia Saudita, Khalid al-Falih, dijo este jueves que se está estableciendo un consenso entre los productores de crudo de que su pacto para limitar el bombeo debe ser extendido tras un período inicial de seis meses, pero aun no hay un acuerdo.

"Hay una creación de consenso, pero todavía no está listo", dijo a la prensa en el marco de una conferencia en los Emiratos Árabes Unidos. Cuando se le preguntó sobre Rusia, Falih respondió: "Estamos hablando con todos los países. No hemos llegado a un acuerdo con seguridad, pero el consenso se está estableciendo".

El ministro de Petróleo de Kuwait, Essam al-Marzouq, dijo en el mismo evento, que esperaba ver una extensión del pacto. "Tenemos un notable aumento en el cumplimiento (de los productores) fuera de la OPEP, lo que demuestra la importancia de extender el acuerdo", declaró Marzouq.

"Rusia está a bordo de manera preliminar (...) El cumplimiento de Rusia es muy bueno. Todo el mundo va a continuar en el mismo nivel", agregó.

Si los productores de crudo dentro y fuera de la OPEP deciden extender el acuerdo, los recortes podrían ser menos profundos ya que se espera que la demanda de petróleo sea más sólida por razones estacionales en la segunda mitad del 2017, explicó Marzouq.