Bolivia. En menos de 48 horas los precios de la carne de pollo se dispararon, lo que causó temor en los consumidores, quienes creen que el producto pueda escasear prontamemente. El incremento en el valor del ave se explica por la carencia de insumos alimenticios en las granjas de los avicultores de Cochabamba.

El alza se ha notado en las ferias de abasto de las ciudades. Por ejemplo, el kilo de pollo se ofrecía a 15,50 bolivianos (US$2,1).

El presidente de la Asociación de Avicultores de Bolivia, Willy Soria, explicó, sin especificar porcentajes, que evidentemente existe una disminución en la producción de carne de pollo, que encareció el precio al consumidor final, “porque cada día que pasa se van agotando las reservas de insumos alimenticios y/o existe maíz duro”, dio a conocer Los Tiempos.

La autoridad espera que la próxima semana empiecen a llegar a Cochabamba y Santa Cruz las primeras mil toneladas de maíz importado directamente y con arancel cero desde Brasil.

Debido a la falta de maíz, la industria avícola de Cochabanba está experimentando su peor crisis.

Mientras algunos arrojan al mercado un pollo pequeño, otros cuentan con aves pero carecen de alimento.