Los tripulantes de cabina de la empresa aérea Latam Argentina acataron la conciliación obligatoria dispuesta por el Ministerio de Trabajo de la Nación y retomaron sus tareas habituales tras la medida de fuerza que iniciaron la madrugada de este lunes y que obligó a la cancelación de al menos 11 vuelos de la compañía hacia y desde el Aeroparque Jorge Newbery.

No obstante el levantamiento de la medida de fuerza fuentes aeroportuarias indicaron a Télam que la normalización de los servicios de la empresa demandará varias horas debido a la cantidad de servicios que debieron ser cancelados y la cantidad de pasajeros que resultaron afectados.

El Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria a media mañana en el conflicto gremial que involucra a la empresa aérea Latam Argentina y los tripulantes de cabina nucleados en la Asociación de Tripulantes de Cabina de Pasajeros de Empresas Aerocomerciales (Atcpea) y a la Asociación Argentina de Aeronavegantes (AAA), y que obligó a la cancelación de al menos 11 vuelos desde y hacia el aeroparque metropolitano Jorge Newbery.

Los vuelos se paralizaron desde las 4 de este lunes cuando los trabajadores nucleados en Atcpea y la AAA iniciaron un cese de actividades.

Por la medida de fuerza gremial fueron cancelados dos vuelos a El Calafate y los servicios que debían partir hacia San Juan, Ushuaia, Neuquén, Mendoza, Córdoba, Tucumán, Salta, Iguazú y Bariloche.

Desde la empresa indicaron a Télam que la medida fue “sorpresiva” porque se da en un marco de las negociaciones paritarias. 

Por su parte la secretaria general de Atcpea, Paula Marconi, señaló que el paro fue "consecuencia de la falta de palabra por parte de la empresa" y sostuvo que hace casi un mes "se acordó una mejora salarial y que al día de hoy, por diferentes causas, no se firmó”.

Por otra parte, pidió que "se abonen los 10 días de vacaciones que se están pagando en Aerolíneas".

“No era nuestra intención llegar a este punto, tuvimos la mejor voluntad negociadora", dijo la representante gremial a C5N.

Por su parte, Alejandro Kogan, secretario adjunto del gremio de Aeronavegantes, manifestó: "no se ha alcanzado un acuerdo satisfactorio para la actividad que realizamos, somos profesionales de la actividad aérea, el salario tiene que ser acorde a nuestra tarea", aseguró.

Por la medida de fuerza gremial fueron cancelados dos vuelos a El Calafate y los servicios que debían partir hacia San Juan, Ushuaia, Neuquén, Mendoza, Córdoba, Tucumán, Salta, Iguazú y Bariloche, mientras que fuentes aeroportuarias indicaron a Télam que aún después que el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria y se levantó el paro, la normalización de los vuelos demandará toda la jornada.

A través de un comunicado publicado en su página web, la Atcpea fundamentó la medida: “Ante la postergación de la empresa en firmar un acuerdo paritario negociado, presentado y votado por los afiliados en asamblea es que nos vemos forzados a dictaminar un paro total de actividades, de todos los tripulantes Latam Argentina, este  lunes 9 de enero a partir de este momento”.