Uruguay mantiene abiertas las negociaciones con grandes conglomerados chinos del sector de infraestructuras interesados en invertir en el proyecto del puerto de aguas profundas, considerada la mayor obra en décadas en el país y que el Gobierno prevé empezar a construir en 2015.

Así lo afirmó este miércoles a Efe el director ejecutivo del instituto de promoción exterior Uruguay XXI, Roberto Villamil, durante la Feria Internacional China para el Comercio de Servicios (CIFTIS) celebrada en Pekín y en la que Uruguay participa por segundo año consecutivo.

Villamil viajó a Pekín como parte de la delegación uruguaya que acompañó al presidente del país latinoamericano, José Mujica, durante su viaje de cuatro días a China que concluyó el martes.

Un día después de que el jefe de Estado abandonara el país asiático, el director de Uruguay XXI señaló que el presidente entabló conversaciones tanto con empresas como con el gobierno sobre el proyecto portuario, con "muy buenos resultados" y por lo que se llevan a cabo "negociaciones muy importantes".

Aunque Villamil rehusó proporcionar el nombre de las empresas chinas con las que Uruguay negocia, sí destacó que son firmas "que operan puertos en China, que han trabajado en la construcción de grandes autopistas del país, con un muy buen nivel tecnológico y gran capacidad de financiamiento, que es lo extremadamente relevante" para el país latinoamericano.

Si bien Uruguay ha "abierto" el proyecto del puerto -y otros, como su plan ferroviario- a todo el mundo, el director de Uruguay XXI destacó el importante papel de China no únicamente por su capacidad financiera.

"Los empresarios chinos tienen mucha experiencia en este tipo de obras de infraestructura, no solamente por el desarrollo que está teniendo este país sino por la gran participación que tienen en proyectos de similares características en todo el mundo", señaló.

Con la visita del presidente Mujica, el país latinoamericano busca inversión para su ambicioso proyecto portuario pero también para el reacondicionamiento de su sistema ferroviario -en la actualidad, sólo se utiliza el 50% del tendido de vías y el 5% del transporte de carga por ferrocarril-.

En este campo, "el potencial de crecimiento es enorme", destacó Villamil, quien puso énfasis en el reacondicionamiento y construcción de carreteras en Uruguay, debido al desarrollo agropecuario y forestal que vive el país y por lo que es menester "contar con mejores rutas".

Todos estos proyectos se ejecutarán a través de licitaciones internacionales con un régimen de participación público-privada.

Diversas entidades chinas asimismo se interesaron por otras relacionadas con el tratamiento de residuos o por sinergias con empresarios uruguayos, según destacó el director de Uruguay XXI.

"Han encontrado que Uruguay tiene una muy buena oferta de empresarios altamente cualificados con quienes hacer acuerdos para crear empresas conjuntas tanto en la industria del software, como en biotecnología, servicios de diseño, ingeniería, financieros o legales", apuntó Villamil desde el stand uruguayo de la feria, que finalizará el 1 de junio.