Veinte centrales hidroeléctricas en el Perú promoverán inversión de hasta US$15.000M

Perú

Este miércoles se publicó el decreto supremo del ministerio de Energía y minería que declara de interés nacional y social para el largo plazo este proyecto energético, anunciado en la víspera por el presidente Alan García.

Las centrales hidroeléctricas serán: Vizcarra, Llata 1, Llata 2, Puchca, Yanamayo, Pulpería, Rupac, San Pablo, entre otras.

  • Wed, 04/27/2011 - 19:21

Lima, Andina. El desarrollo integrado de 20 centrales hidroeléctricas en la cuenca del río Marañón, con un potencial aproximado de 12.430 megavatios (Mw) según los estudios realizados, promoverán una inversión de hasta 15.000 millones de dólares, señala el ministerio de Energía y Minas (MEM).

Para ello, este miércoles se publicó el decreto supremo del MEM que declara de interés nacional y social para el largo plazo este proyecto energético, anunciado en la víspera por el presidente de la República, Alan García, a fin de facilitar su implementación progresiva para atender la demanda nacional.

Las centrales hidroeléctricas serán: Vizcarra (140 Mw), Llata 1 (210 Mw), Llata 2 (200 Mw), Puchca (140 Mw), Yanamayo (160 Mw), Pulpería (220 Mw), Rupac (300 Mw), San Pablo (390 Mw), Patas 1 (320 Mw) y Patas 2 (240 Mw).

Igualmente, Chusgón (240 Mw), Bolívar (290 Mw), Balsas (350 Mw), Santa Rosa (340 Mw), Yangas (330 Mw), Pión (350 Mw), Cumba (410 Mw), Rentema (1,500 Mw), Escuprebraga (1,800 Mw) y Manseriche (4,500 Mw).

La norma también encarga al MEM, en coordinación con la Agencia de Promoción de la Inversión Privada (ProInversión) y la Comisión para el Desarrollo Energético y Agrario del río Marañón, creada el año pasado, la elaboración de los estudios técnico económicos que permitan su implementación.

Ello en el marco de la Ley Marco de Asociaciones Público Privadas para la Generación de Empleo Productivo (Decreto Legislativo N° 1012) y sus normas modificatorias, cumpliendo estrictamente con toda la normativa ambiental y social vigente según las leyes y convenios suscritos por el Estado.

Para ello, las entidades designadas difundirán nacionalmente los beneficios de los proyectos y coordinarán a partir de la fecha con las autoridades regionales, municipales y comunidades campesinas y nativas en cada caso.

Según el decreto supremo, es un deber del Estado promover la inversión y desarrollo de infraestructura energética, sobre todo aquella considerada limpia, mediante la construcción de centrales hidroeléctricas, las cuales producen energía con fuentes renovables y con impactos mínimos o nulos sobre el medio ambiente; y que respalden el desarrollo productivo de Perú hasta el año 2050, iniciando la Revolución Energética Nacional de largo plazo.

Igualmente, que el río Marañón, considerado como la “Arteria Energética del Perú”, es una de las fuentes hídricas más importantes del país, siendo factible según los primeros estudios, construir en su curso varias centrales hidroeléctricas con una generación aproximada de 12,430 Mw.

Además, permitirá mediante un sistema de trasvases, irrigar millones de hectáreas en áreas agrícolas de la sierra, ampliando adicionalmente las irrigaciones costeñas de Chinecas, Chavimochic, Jequetepeque, Zaña, Olmos y Alto Piura.

Explicó que ello significará un impulso extraordinario al desarrollo, la producción y el comercio en extensas regiones del oriente y la costa peruana, impulsando la agroexportación y la industrialización del nororiente peruano a pequeña y gran escala, con la consiguiente generación de cientos de miles de empleos en su construcción y en las actividades descritas y mejora de la calidad de vida de la población.

Agregó que ello permitirá aprovechar una fuente de riqueza actualmente improductiva y que se pierde en su curso hacia el Océano Atlántico, sin merma importante de su caudal hídrico anual y promoviendo la inversión hasta de 15,000 millones de dólares aproximadamente.

Esto se logrará a través de la acción directa del Estado, de inversiones público privadas o de concesiones, con lo cual se garantizaría generación energética para los próximos 30 años en Perú, precisó el MEM.

Finalmente, comentó que a la fecha se tienen datos técnicos de la existencia de varios proyectos de construcción de futuras centrales hidroeléctricas en el curso del río Marañón, provenientes de estudios ya desarrollados para el aprovechamiento energético desde la cota 2,750 hasta los 150 metros sobre el nivel del mar.

autor

Agencia Peruana de Noticias

Comentarios

|