Representantes de las mayores aerolíneas europeas pidieron este jueves a la Unión Europea (UE) que actúe para evitar una guerra comercial con socios tan relevantes como China o India, que han amenazado con aplicar represalias al sector europeo como respuesta al pago por emisiones de dióxido de carbono (CO2).

“Cuando miramos al desarrollo que están teniendo algunos de nuestros competidores, podemos decir que estamos celosos”, afirmó el presidente de la Asociación Europea de Aerolíneas, Bernard Gustin, en conferencia de prensa celebrada tras la asamblea mantenida este jueves en Bruselas por sus miembros.

Gustin, también dirigente de Air Brussels, criticó las trabas que encuentra la aviación europea para crecer, de las que responsabilizó en buena medida a las políticas que regulan el sector, y apuntó directamente al sistema de comercio de emisiones europeo (ETS, en inglés).

Esta polémica medida obliga desde el pasado enero a los aviones a pagar por cada tonelada de dióxido de carbono (CO2) que liberan a la atmósfera, sistema que cuenta con la oposición frontal de países como China, EE.UU., India, Rusia o Brasil.

Willie Walsh, consejero delegado de International Airlines Group (IAG), la aerolínea resultante de la fusión de Iberia y British Airways, afirmó que el sector no está en contra del sistema ETS como tal, sino de su aplicación unilateral por parte de la Unión Europea.

Las mayores aerolíneas europeas se mostraron en favor de que la UE trabaje por lograr una solución global al problema de las emisiones y pidieron a la Comisión Europea que evite una guerra comercial.