Kuala Lumpur. La caída de los precios del crudo se debe a una baja demanda, dijo este martes la petrolera Royal Dutch Shell, más que a temas geopolíticos afectando el mercado.

El crudo Brent tocó un mínimo en 16 meses a menos de US$100 por barril en momentos en que datos económicos negativos de Estados Unidos y China se suman a la creciente preocupación por la crisis de la zona euro.

"La baja del precio del crudo en este momento es un reflejo más de una baja demanda que del dominio de temas geopolíticos", declaró el presidente ejecutivo de Shell, Peter Voser, a periodistas en la Conferencia Mundial de Gas.

Ministros y autoridades de los bancos centrales de Estados Unidos, Canadá, Japón, Gran Bretaña, Alemania, Francia e Italia discutirán la crisis de deuda de la zona euro este martes, en una señal de una creciente alarma global sobre los problemas en los 17 países que comparten la moneda común.

La preocupación sobre la economía global y el suministro de crudo han acaparado la atención alejándola de las tensiones entre Irán y las potencias occidentales, que apenas tres meses atrás llevaron al precio del crudo por encima de US$128 el barril.

Voser añadió que Shell ve los precios del crudo aún más bajos en la segunda mitad del año a medida que disminuye la demanda, pero se recuperarán en el 2013.