Escasez de gas golpea fuerte a la economía mexicana

México

De acuerdo con el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, la escasez de gas en el segundo trimestre le costó al sector industrial mexicano unos US$2.250 millones.

Las alertas críticas también afectaron a la Comisión Federal de Electricidad, con un costo de US$1.500 millones.

  • Wed, 11/13/2013 - 08:45

El Banco de México reveló que, derivado de la escasez de gas natural en el segundo trimestre de este año, Petróleos Mexicanos solicitó a las empresas que racionaran el consumo del energético, lo que provocó que se profundizara la caída del Producto Interno Bruto (PIB).

El desabasto causó que se redujera el ritmo de operación de las empresas, expuso el banco central.

De acuerdo con el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, la escasez de gas le costó al sector industrial US$2.250 millones.

La Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) detalló que cada alerta por consumo de gas con duración de 24 horas cuesta US$150 millones. Sin embargo, algunas de ellas duran varios días.

Las alertas críticas también afectaron a la Comisión Federal de Electricidad, con un costo de US$1.500 millones.

La escasez de gas generada durante el primer semestre de este año le costó US$2.250 millones  al sector industrial.

De acuerdo con el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, en el periodo que comprende de diciembre de 2012 a junio de 2013, se presentaron 15 alertas críticas, durante las cuales Pemex Gas y Petroquímica Básica solicitó reducir el consumo en 462 millones de pies cúbicos diarios en promedio.

Estadísticas de la Comisión de Energéticos de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) indican que cada alerta por consumo de gas con duración de 24 horas cuesta 150 millones de dólares. Sin embargo, algunas de ellas duran varios días, lo que incrementa el impacto económico que tienen en el sector industrial.

El precio de las alertas críticas es millonario, debido a que cada vez que es emitida una, las empresas deben frenar el consumo de gas, lo que sin duda repercute en su productividad.

Las compañías más afectadas por la reducción en el suministro del insumo son las instaladas en los estados de Jalisco, Michoacán, Querétaro, Hidalgo, Estado de México, además del Distrito Federal, debido a que son las más alejadas de los puntos de inyección de gas al Sistema Nacional de Gasoductos, que se encuentran en la frontera norte y en el Sureste del país.

Gobierno frena alertas. Las alertas críticas por el desabasto de gas natural, que obligan a racionar el suministro de combustible al sector empresarial del centro y occidente del país, se han frenado desde agosto pasado.

Francisco Funtanet Mange, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), aseguró que a través de la Estrategia Integral de Suministro de Gas Natural, presentada durante el octavo mes del año, “la industria tiene garantía de abasto del combustible, lo que genera certidumbre tanto a las empresas instaladas en el país como a las que analizan la posibilidad de iniciar proyectos productivos en territorio nacional”.

El plan del gobierno federal para mitigar la incidencia de alertas críticas y realizar un suministro oportuno de gas natural consta de acciones como incrementar su importación por barco; aumentar la inversión para tener una mayor producción nacional; ampliar la infraestructura de transporte por ductos; explorar y evaluar las posibles reservas de aceite y gas de lutitas en territorio nacional, y concretar la Reforma Energética para ampliar la producción de los hidrocarburos.

En lo que se refiere a la importación, Pemex Gas y Petroquímica Básica, así como la Comisión Federal de Electricidad, coordinados con la Sener, realizaron la compra de 29 cargamentos de gas natural licuado con lo cual se aprovechará al máximo la capacidad de la terminal de regasificación de Manzanillo.

Respecto al incremento en el presupuesto de inversión de Pemex en gas natural, en 2013 se invertirán dos mil 500 millones de pesos que resultarán en 277 millones de pies cúbicos de gas natural adicional, en promedio mensual durante el segundo semestre del año, hasta alcanzar para diciembre un máximo de 441 millones de pies cúbicos diarios.

“Adicionalmente se pretende asignarle a Pemex 30 mil millones de pesos en 2014 para incrementar la producción en 772 millones de pies cúbicos diarios adicionales al mes, y llegar a un máximo de mil 100 millones de pies cúbicos diarios en diciembre”, apuntó el responsable de la política energética del país.

Desabasto pega al PIB. El desabasto de gas natural profundizó la caída del Producto Interno Bruto (PIB) en el segundo trimestre de este año, afirmó el Banco de México (Banxico), al revelar que, derivado de la escasez, Pemex emitió alertas para que las empresas racionaran el consumo, lo que las obligó a reducir su ritmo de operación y contribuyó a una caída más severa de la actividad económica.

Según el instituto central, sin desabasto de gas natural, la industria hubiera operado a una mayor capacidad y contribuido a un mejor desempeño de la economía, cuya caída, propiciada por muchos otros factores, habría sido de 0.4 por ciento y no del 0.7 por ciento en el periodo de referencia, es decir, 0.3 puntos porcentuales menos de lo que dio a conocer el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Ante esta situación, Banxico advirtió la necesidad de que el Congreso de la Unión apruebe una reforma energética de gran calado, que atraiga inversiones suficientes para construir la infraestructura que se requiere no sólo para producir sino para distribuir también, a través de una red de ductos más amplia y eficiente, el gas hacia todas las regiones del país.

El banco central refirió que desde principios de 2012 se ha venido registrando un desabasto de gas natural en México.

Consecuencias. Cuando Pemex pide que se reduzca el uso de gas natural, los industriales son los más afectados por la decisión.

Las alertas críticas han provocado que los industriales reduzcan sus niveles de consumo de gas natural, o lo sustituyan por otros combustibles más caros y contaminantes.
Tan sólo el año pasado se calcula que éstas tuvieron un costo de 16 mil 350 millones de dólares para el sector industrial.
Estas afectaciones también tuvieron un impacto en el sector eléctrico, toda vez que las alertas representaron un costo de 18 mil 900 millones de pesos, impactando a su vez las tarifas eléctricas.
Cada alerta crítica por escases de gas representa pérdidas por al menos 150 millones de dólares.
15 alertas críticas se han generado de diciembre a junio de 2013.

Efectos

1.- La expansión del sistema nacional de gasoductos ha sido limitada, lo que resulta insuficiente para atender la tendencia creciente en los niveles de demanda de este combustible, por lo que ya se trabaja en soluciones.

2.- En México la demanda de gas natural ha aumentado de manera consistente en el periodo 2000-2011, con una tasa media de crecimiento anual de 5.7 por ciento, lo que podría subir en 2014.

3.- Para mitigar las alertas críticas también se ha comenzado la ampliación de la infraestructura del Sistema Nacional de Gasoductos, con la construcción del Proyecto Los Ramones y Noroeste; y tres estaciones de comprensión.

CFE, otra afectada

Las alertas críticas por el desabasto de gas natural, representaron para la Comisión Federal de Electricidad (CFE) un costo cercano a mil 500 millones de dólares, toda vez que ha tenido que utilizar combustible de importación a precios mayores.

De acuerdo con la Secretaría de Energía, entre diciembre de 2012 y el primer semestre de 2013 se emitieron un total de 15 alertas. No obstante, la dependencia reiteró que desde hace 20 semanas Pemex no ha registrado ninguna alarma.

A pesar de ello, datos de la petrolera señalan que en los primeros meses del año, el pago y el volumen de compras al extranjero de este combustible se incrementaron en 111 y 24 por ciento, respectivamente.

Cabe mencionar que durante el periodo de alertas críticas, Pemex Gas y Petroquímica Básica (PGPB), solicita a los clientes finales, principalmente del sector industrial, que durante ese periodo redujeran el consumo con el fin de reestablecer el nivel de este combustible en los ductos y mantener las condiciones operativas del Sistema Nacional de Gasoductos.

Ante esta situación, Pemex y CFE anunciaron la compra de al menos 29 cargamentos de gas natural a países como Noruega, Trinidad y Tobago, Qatar y Nigeria, entre otros, y que llegarán en barco directamente a las terminales de regasificación de Altamira, Tamaulipas, y a Manzanillo, Colima.

Sin embargo, este combustible es adquirido a precios de 17 a 19 dólares el millón de BTU, cifra superior a los 3.5 dólares a lo que se comercializa en Estados Unidos, y el cual no puede comprarse en los volúmenes suficientes ante la falta de infraestructura de ductos.

Según información de la Sener, en noviembre del año pasado, la red de gasoductos y ductos nacional alcanzó su tope máximo de transporte, por lo que la importación se ha visto limitada.

En el último reporte operativo de la paraestatal, se muestra que entre enero y septiembre de este año se erogaron al menos mil US$752,2 millones para la compra de la molécula.

autor

Excelsior.com.mx

Comentarios