Dubai. Irán ha amenazado con destruir bases militares de Estados Unidos en Oriente Medio y apuntar a Israel minutos después de ser atacado, reportaron medios iraníes el miércoles, mientras los Guardias Revolucionarios extendieron las pruebas de lanzamiento de misiles balísticos por tercer día.

Israel ha insinuado que podría atacar a Irán si la diplomacia fracasa en asegurar que detenga su disputado programa de energía nuclear.

Estados Unidos también ha propuesto una acción militar como último recurso, pero ha pedido frecuentemente a los israelíes que den tiempo a que las sanciones económicas contra Irán hagan efecto.

"Estas bases están todas en el rango de nuestros misiles y los territorios ocupados (Israel) también son un buen objetivo para nosotros", dijo Amir Ali Haji Zadeh, comandante de la división aeroespacial de los Guardias Revolucionarios, según fue citado por la agencia de noticias Fars.

Haji Zadeh dijo que 35 bases estadounidenses estaban dentro del alcance de los misiles balísticos de Irán, los más avanzados de los que los comandantes dijeron que pueden alcanzar objetivos a unos 2.000 kilómetros de distancia.

"Hemos pensado en medidas para establecer bases y desplegar misiles para destruir todas estas bases en los primeros minutos después de un ataque", agregó.

No estaba claro de dónde obtuvo Haji Zadeh estas cifras sobre bases estadounidenses en la región. Las instalaciones militares de Estados Unidos en Oriente Medio están ubicadas en Bahréin, Qatar, Emiratos Arabes Unidos, Kuwait y Turquía. El país tiene además otras 10 bases en Afganistán y Kirguistán.

Analistas de defensa son usualmente escépticos sobre lo que describen como afirmaciones militares exageradas por parte de Irán y dicen que la capacidad del país no podría ser comparada con los sofisticados sistemas de defensa de Estados Unidos.

Medios iraníes reportaron que los tres días de pruebas de esta semana llamados "Gran Profeta 7" involucraron a decenas de misiles y aviones no tripulados construidos en el país que destruyeron exitosamente bases aéreas simuladas.

Irán ha incrementado su dura retórica antiOccidente en respuesta al lanzamiento el domingo de un embargo total de la Unión Europea a la compra de petróleo iraní, el último aumento de sanciones destinadas a presionar a Teherán para que controle su actividad nuclear.

Comandantes de los Guardias Revolucionarios también han amenazado con bloquear el Estrecho de Ormuz, a través del cual pasa una tercera parte del comercio marítimo de petróleo del mundo, en respuesta al incremento de las sanciones.

Las potencias han dicho que no tolerarán una obstrucción del tráfico comercial a través del estrecho y Estados Unidos mantiene una formidable presencia naval en la región del Golfo.