Ciudad de México. Miles de manifestantes bloquearon el jueves los estudios de la cadena de televisión más popular de México, a la que acusan de ofrecer una cobertura sesgada de las elecciones presidenciales del 1 de julio.

Al grito de "Digan la verdad", los manifestantes -entre ellos estudiantes y trabajadores sindicales- bloquearon el acceso de los empleados a las oficinas de los estudios de Televisa en Ciudad de México, aunque permitieron que otros se marcharan.

Los manifestantes alegan que Televisa apoyó a Enrique Peña Nieto, quien ganó las elecciones por casi 7 puntos porcentuales frente al izquierdista Andrés Manuel López Obrador.

Los manifestantes prometieron continuar con el bloqueo durante 24 horas.

Televisa, que continuó con sus transmisiones normales, sostiene que cubrió la elección de manera justa y que dio tiempo a todos los candidatos en sus programas de noticias en horario estelar.

Televisa es el canal en idioma español más popular y vende sus telenovelas en todo el mundo.

López Obrador ha dicho que Peña Nieto pagó a Televisa por una cobertura favorable y compró votos. Ha presentado una impugnación legal a la votación con un tribunal electoral, solicitando que se anulen los resultados.

El tribunal tiene hasta septiembre para pronunciarse sobre las acusaciones y declaró oficialmente Peña Nieto como presidente. Se espera ampliamente que defienda los resultados de la votación