Con una perspectiva positiva y con la capacidad de aguantar vientos menos favorables del resto de países del mundo, los economistas del BBVA Colombia ven al país sólido para el año que viene soportado en el crecimiento de la infraestructura y la construcción de edificaciones.

Así las cosas proyectan que el PIB esté por el orden del 4,7%, consideran que habrá recuperación en el consumo privado y que el pronto retiro del estímulo de liquidez de la FED será bien manejado y afrontado por la economía nacional.

Además observan que después de un periodo de acoplamientos, el país ahora sí verá los frutos de los acuerdos de libre comercio que ha venido firmando. De ser así, Colombia crecerá en el primer semestre de 2014 hasta un 5,2%.