París. Air France-KLM redujo a la mitad su pérdida operativa por una mejoría en la actividad de pasajeros, pero una caída en el valor de los contratos de cobertura, un cargo de reestructuración y disputas en progreso con sindicatos continuaron cerniéndose sobre sus resultados.

El grupo franco-holandés, que la semana pasada no logró el apoyo de la tripulación de cabina para un plan de reestructuración clave, dijo que su pérdida operativa en el segundo trimestre se redujo a 66 millones de euros (US$81,6 millones) desde 145 millones de euros un año atrás, gracias a que los ingresos crecieron un 4,5% a 6.500 millones de euros.

"Estos resultados demuestran cuán crucial es el éxito del plan Transform 2015 para la mejoría del grupo", dijo el presidente del directorio y presidente ejecutivo, Jean-Cyril Spinetta, en un comunicado.

Las pérdidas netas se ampliaron a 895 millones de euros desde 197 millones de euros.

Analistas había ofrecido un pronóstico promedio de 216 millones de euros en pérdidas operativas y 211 millones de euros en pérdidas netas sobre ingresos de 6.450 millones de euros, según datos de Thomson Reuters I/B/E/S.