San Antonio de Táchira. Miles de venezolanos, que sufren escasez de productos por una severa crisis económica, cruzaron el domingo la frontera de Venezuela hacia Colombia para comprar alimentos y medicamentos aprovechando la apertura temporal de pasos limítrofes.

Aunque el presidente venezolano Nicolás Maduro ordenó el año pasado cerrar la frontera con Colombia para acabar con el contrabando, el domingo el gobernador de Táchira, el oficialista José Vielma, anunció la apertura de cruces limítrofes por 12 horas en su estado, que quedaron abiertos desde las 6 de la mañana del domingo.

El Gobierno federal desde Caracas no dio mayores detalles de la medida. Consultado por Reuters, un funcionario de la cancillería venezolana dijo no tener información sobre el tema.

Miles de venezolanos pernoctaron en las afueras de la aduana de San Antonio del Táchira, pero no fue sino a primeras horas del día que la Guardia Nacional de Venezuela permitió el paso hacia territorio colombiano.

"Me vine de San Cristóbal a buscarle la leche de los nietos de 4 y 6 años porque en la ciudad no se consigue nada de eso", dijo Flor Guillén, una mujer de 58 años que viajó dos horas de madrugada desde la capital estatal en el auto de un amigo.

"No es justo que una vieja como yo tenga que venirse a buscar un poco de comida. Para el Gobierno todo está bien, pero para nosotros no", agregó.

Sólo a ciudades colombianas cercanas a Venezuela como La Parada, Cúcuta y Villa del Rosario cruzaron unos 15.000 venezolanos el domingo, dijo a periodistas el gobernador del Norte de Santander en Colombia, William Villamizar. La frontera con la ciudad colombiana de Ureña también fue abierta.

Millones de venezolanos pasan buena parte de su día haciendo largas filas frente a supermercados y abastos para tratar de conseguir productos básicos, que escasean por una merma en los ingresos petroleros de Venezuela, un país que importa casi todo lo que consume, y por férreos controles de cambio y de precios.

A medida que más personas terminan con las manos vacías y los precios de reventa se disparan, los saqueos han ido aumentando en Venezuela.